Reino Unido también sanciona a funcionarios del Gobierno de Ortega

Un día después que la Unión Europea (UE) anunciase sanciones contra seis funcionarios del gobierno de Nicaragua, el Reino Unido informó que ha ordenado congelar los bienes y cuentas que estas personas pudiesen tener en ese país.

Un comunicado de la Oficina de Sanciones, adscrita al Ministerio del Tesoro del Reino Unido, explica que «se deberá congelar y reportar todas las cuentas y bienes que estas seis personas tengan y además informar los tipos de negocios en los que están relacionados».

En la lista de sancionados figuran el subdirector general de la Policía Nacional de Nicaragua, Ramón Avellán; la exministra de Salud Sonia Castro; el director de la Policía Nacional, Francisco Díaz; el asesor de asuntos de seguridad nacional del presidente Daniel Ortega, Néstor Moncada Lau; el comisionado general y jefe de la Dirección de Auxilio Judicial, Luis Pérez Olivas, y el jefe de la Dirección de Operaciones Especiales Policiales (DOEP), Justo Pastor Urbina.

Aunque el Reino Unido desde enero pasado ya no pertenece a la UE, anunció que implementará las sanciones de manera individual.

Daniel Ortega, en cadena nacional el pasado 30 de abril, brindó un confuso discurso en la que retomó su postura anti Estados Unidos y pidió el cese de las sanciones en contexto de la crisis mundial por el coronavirus.

La resolución de la Oficina de Implementación de Sanciones Financieras del Tesoro del Reino Unido, indica a empresarios de sus estados miembros que deben cortar relaciones financieras contra los funcionarios sancionados.

El exdiplomático Mauricio Díaz señaló a la Voz de América que el gobierno de Nicaragua, administrado por el presidente Daniel Ortega, ha convertido el país en un “paria internacional”.

“Cualquier país serio estaría preocupado por este cúmulo de sanciones”, señaló Díaz.

Por su parte el gobierno de Daniel Ortega ha rechazado las sanciones internacionales y las ha catalogado como injerencistas y violatorias a los derechos humanos.

Consultado por la VOA, Cairo Amador, miembro de la oficialista Comisión de la Verdad, señaló que las sanciones de la Unión Europea y de Reino Unido son parte de un alineamiento hacia la política estadounidense y aseveró que nunca se investigaron a los funcionarios a quienes se les acusa de violaciones a los derechos humanos durante el 2018.

Desde que estallaron las protestas en Nicaragua han sido sancionados al menos 14 funcionarios por Estados Unidos. Posteriormente se sumó la Unión Europea y luego Reino Unido.

Con información de Voz de América

Deja un comentario