Denuncian amenazas contra migrantes nicas varados en frontera sur

Miembros del Colectivo de Derechos Humanos Nicaragua Nunca Más, denunciaron este sábado que autoridades nicaragüenses están amenazando a los más de 400 migrantes nicas que permanecen varados en la frontera sur.

Parte de esas amenazas consiste en prohibirles que den declaraciones a los medios de comunicación que cubren la situación y tampoco hablar con organismos defensores de derechos humanos, alertó Yader Valdivia, abogado del organismo.

El grupo de migrantes permanece en la línea fronteriza de Peñas Blancas desde inicios de esta semana, soportando sol, lluvia y sin acceso a servicios sanitarios.

“Algo que también nos preocupa es que algunos han tratado de ingresar a Nicaragua por puntos clandestinos, pero han sido devueltos por el Ejército de Nicaragua”, afirmó Valdivia.

Esta familia de migrantes intentó cruzar a Nicaragua por puntos ciegos de la frontera pero fueron devueltos a Costa Rica. Foto: Cortesía.

Organismos defensores de derechos humanos han denunciado que el gobierno de Nicaragua violenta el artículo 31 de la Constitución del país al no permitir el ingreso de los connacionales.

El gobierno por su parte ha explicado que no ha cerrado las fronteras a los nicas, sin embargo, ha establecido limitantes a los connacionales, la más reciente es que todo migrante que desee retornar al país debe presentar una prueba negativa de Covid-19.

Además los viajeros deben costear su transportación desde el país en donde se encuentren hasta Nicaragua.

Los migrantes provenientes de Costa Rica, permanecen a la intemperie. Foto: Cortesía.

Costa Rica también pedirá prueba Covid

Por otro lado, ayer las autoridades migratorias costarricenses informaron que comenzarán a exigir una prueba negativa de Covid a toda persona que desee viajar hacia Nicaragua.

La medida que según las autoridades costarricenses será temporal, pretende evitar que más personas sean retenidas en la frontera entre ambos países.

Los cerca de 400 nicas que permanecen varados en la frontera, realizaron sus trámites de viaje de manera normal en Costa Rica, sin embargo, al llegar a la frontera con Nicaragua no se les permitió el ingreso.

Producto de las precarias condiciones en que el grupo permanece, esta tarde una joven sufrió un desmayo y fue atendida por paramédicos de la Cruz Roja de Costa Rica.

También durante el día organizaciones religiosas y pro derechos de los migrantes se presentaron al lugar para brindar viveres, agua y frasadas a los migrantes nicaragüenses.

 

 

Deja un comentario