Corte Suprema de Colombia ordena casa por cárcel al expresidente Álvaro Uribe

La Corte Suprema de Justicia de Colombia ordenó este martes el arresto domiciliario de Álvaro Uribe, considerado el mandatario más popular de la historia reciente de ese país.

El exmandatario, con 68 años y mentor político del actual presidente, Iván Duque, enfrenta acusaciones de fraude procesal y soborno.  Uribe a través de redes sociales se declara inocente y considera que detrás de su detención hay una persecución política.

En tanto el «Uribismo» acusa a los tribunales, los mismos que le impidieron la segunda reelección en 2009, de dejarse presionar  y responder a intereses políticos.

Uríbe es investigado por decenas de delitos, la mayoría relacionados con el surgimiento de grupos antisubversivos en los años 90 y violación de derechos humanos. No obstante, el caso por el que guarda prisión  domiciliar, arrancó con una una paradoja.

Y todo comenzó en 2014,  cuando el senador de ese entonces, Iván Cepeda lo acusó durante un debate en el Congreso de tener nexos con grupos paramilitares y narcotraficantes.

Cepeda, para apoyar sus acusaciones,  presentó testimonios de paramilitares  que lo señalaban a él  y su hermano  Santiago, de crear el Bloque Metro, una rama de las  Auto defensas Unidas de Colombia, que enfrentó a las guerrillas durante décadas.

Actualmente el hermano de Uríbe, Santiago, está preso y enfrenta un proceso judicial, donde es señalado de haber creado otro grupo paramilitar denominado los Doce Apóstoles.

La Corte Suprema investigó las denuncias de Cepeda por años y en 2018 comenzó una investigación contra Uribe por manipulación de testigos, que conllevaba los delitos de soborno y fraude procesal.

Medios colombianos señalan que el caso cuenta con al menos 42 testigos,  de esos, la mayoría son ex paramilitares que guardan . Entre los principales testigos está Juan Guillermo Monsalve, antiguo miembro del Bloque Metro de las AUC, quien cumple una condena de 40 años .

De acuerdo a las publicaciones, Monsalbe testificó  que en una hacienda del ex presidente en Antioquia, se planificaron unas matanzas que se ejecutaron al margen de la ley. Posteriormente, Monsalve escribió una carta en la que se retractó de  esas afirmaciones, aunque después dijo que su cambio de postura  se debió a que estaba «bajo presión».

Estas declaraciones dieron paso a otro testigo clave en el caso, Diego Cadena, abogado de Uríbe. Tanto Monsalve , como varios testigos aseguraron que este abogado recurrió a la presión o al pago para modificar sus testimonios.

Monsalve asegura tener una grabación del momento en que el abogado lo presión. El abogado ha reconocido haber entregado pequeñas ayudas en dinero a algunos de los presos como «ayuda humanitaria».

Escuchas telefónicas

Las críticas del Uribismo sobre el caso, es que parte de las evidencias admitidas por la Corte, son horas de grabaciones efectuadas  por las autoridades de conversaciones telefónicas del ex presidente de forma «accidental» durante el curso de otra investigación.

En la actualidad existen 60 investigaciones abiertas contra Uríbe, que van desde homicidio hasta compro de votos. Catorce están en la Corte Suprema y otros 45 en la Comisión de Investigación y Acusación de la Cámara de Representantes.

Uribe ascendió al poder en 2002 con un discurso centrado en el incremento de la ofensiva contra las FARC y la reducción del gasto público. En 2006 obtuvo una mayoría de votos, logrando la reelección.

En 2016 gracias a su papel protagónico, logró que el No se impusiera en el plebiscito por la paz entre el Estado y las FARC. En marzo de 2018 se convirtió en senador e influyó en la victoria de Iván Duque en las elecciones presidenciales.

 

 

Deja un comentario