“Las letanías al Cristo calcinado”, petición de Carlos Mejía Godoy para que no se perdone a los culpables del incendio en catedral

El cantautor nicaragüense Carlos Mejía Godoy al ver la imagen de la venerada Sangre de Cristo totalmente carbonizada, en un incendio que cataloga como un acto criminal y demoníaco, escribió un oratorio titulado “Letanías al Cristo Calcinado”.

“He tenido la iniciativa, ante los sucesos criminales que ocurrieron en la catedral de nuestra capital, de crear este oratorio, es un género que combina la literatura con la música, es un recitativo donde se va insertando un coro con la letanía ‘Señor, no los perdones, porque ellos sí saben lo que hacen’”, dijo a Diario Libre.digital.

La obra es fruto del impulso de desesperación y asegura que en ella hay una mezcla de rabia con impotencia ante estos sucesos lamentables, porque han quemado no solamente “a un Cristo milagroso, sino a una obra artística, patrimonio del pueblo de Nicaragua con más de 300 años de existencia, o sea, es un acto de terrorismo, es un acto demoniaco”.

Es así que después de ver cómo el fuego devoraba la capilla y quemaba la imagen, “mi conciencia tuvo una tremenda turbación y no sabía qué hacer, si hacer una canción, si hacer un poema , o si hacer una simple carta de protesta, no sabía qué hacer, pero por sobre todas la cosa es un testimonio de un cristiano y de un hombre, de un ser humano que siente en carne propia esta barbarie y así me dispuse a escribir, así di vuelo a la pluma, a como dicen”.

“Me llevó realmente cuatro días, a partir de los sucesos de la catedral, y después vine a caer en la conclusión de que era interesante hacer de nuevo lo que se llama un oratorio. Esta experiencia yo la he tenido en Nicaragua, antes con otras obras, como el canto épico, como el mural sonoro de los héroes de la patria y la pastorela nicaragüense, que es una obra para la navidad. En todas esas manifestaciones artísticas hubo una estructura que se llama Oratorio, que es una mezcla de literatura,  narrativa o   recitativa, con música que se va  alternando. En este caso es una letanía que dice cantado, en el futuro, no los perdones señor, no los perdones señor, que sí saben lo que hacen, de manera que así fueron saliendo las palabras, así fueron saliendo los versos, como la formaleta que hablan los albañiles”, comentó.

Además, prosiguió que luego “fui chorreando el cemento, fui metiendo nuevas ideas y tuve la iniciativa de pedir ayuda a mis amigos poetas de Nicaragua, porque yo creo en el trabajo de taller, toda la vida yo he dicho y lo sigo diciendo, que Carlos Mejía no hace las cosas en solitario, metido en una torre de marfil, de ninguna manera, ha sido  el pueblo  que me ha acompañado de perenne a como dicen los campesinos en el quehacer de todas estas obras de más de 50 años y esta no es la excepción”.

Musicalización

Para la musicalización contará con un grupo de músicos y cantantes a que están exiliados en Costa Rica, a los que llama “hermanos heroicos” que tuvieron en los tranques de Masaya, en Monimbó, ellos son los responsables de darle forma a la parte musical,  es un coro con el estribillo “Señor no los perdones, porque sí saben lo que  hacen”.

Un extraordinario joven graduado en Boston como músico académico se llama Juan Rosales se hace cargo de la orquestación, o sea del ensamble coral, van a participar también el barítono Mario Rocha, la cantora Alma Rodríguez y otros compañeros músicos y cantores, esta obra ahorita es plan recitativo ya está en las redes sociales hay mucha inquietud, la gente pregunta que qué va a ser, que, si va a ser una canción, yo es explico cómo es la cosa, un recitativo, con una frase musical que se repite”.

Probablemente, la musicalización estará lista para el  fin de semana.

Deja un comentario