Excanciller Francisco Aguirre Sacasa, preso por comprar campanas robadas

El exanciller de la república, Francisco Aguirre Sacasa, está detenido, acusado por presuntamente comprar dos campanas que se habían robado en la iglesia San José Obrero, en Granada.

A Sacasa lo presentaron junto a José Ramiro Bermúdez Manzanares, Félix Antonio Rivas Lumbí y Noel Díaz Castillo,  señalados del robo de las campanas, en conferencia de prensa realizada en Plaza El Sol.

Al excanciller lo trataron don deferencia, pues  ni le pusieron el uniforme azul que tenían los demás detenidos, asimismo, estaba sentado, a diferencia de los otros señalados del delito.

El comisionado Victoriano Ruiz, segundo jefe de la Dirección de Auxilio Judicial, dijo: «el día 3 de agosto 2020, a la 1 de la mañana, los delincuentes se desplazaron en el vehículo Toyota, taxi, placa Gr 15171, ingresaron a la parte frontal de la parroquia San José Obrero, robaron las dos  campanas y las trasladaron en el taxi a la casa del delincuente José Ramiro Bermúdez Manzanares, ubicada en el barrio San Ignacio».

«Ese mismo día, a las nueve de la mañana, se desplazaron a la casa de Francisco Javier Aguirre Sacasa, en Managua, carretera sur, a quien le vendió las campanas de 3400 córdobas, a la vez se conoce que en otras ocasiones le había vendido otros artículos de antigüedad», manifestó el alto mando policial.

Cabe señalar que según las indagaciones policiales, uno de los “roba campanas” ya conocía a Aguirre Sacasa, porque antes ya le había vendido objetos antiguos, que presumen eran de dudosa procedencia,

“La Policía realizó allanamiento y ocupó las dos campanas de bronce en la casa de Francisco Aguirre Sacasa”, detalló la institución.

Sujetos conocían al excanciller

El propio excanciller declaró que antes ya les había comprado objetos. Asimismo, el precio que el reconocido personaje pagó por los objetos de utilidad religiosa es prácticamente irrisorio, si se toma en cuenta la antigüedad de las mismas.

Cabe resaltar que el exfuncionario diplomático ha sido un fuerte crítico del régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

Cabe señalar que el sacerdote Santos Leonardo Murillo Martínez,  párroco de la iglesia San José Obrero, de Granada, había denunciado el robo de las dos campanas de bronce, propiedad de la iglesia San José Obrero, ubicada en la Palmira, de la ciudad de Granada.

 

Deja un comentario