El presidente de Mali ha anuncia su dimisión tras el golpe militar.

Ibrahim Boubacar Keita, quien gobernaba Mali desde 2013, ha informado que renuncia a su cargo para evitar un baño de sangre.

La renuncia del exmandatario , surge horas después que militares lo trasladaran por la fuerza a un campamento militar. Los militares también retuvieron contra su voluntad, al primer ministro de esa nación.

«Quiero, en este preciso momento, al tiempo que agradezco al pueblo de Mali su respaldo y afecto a lo largo de estos años, comunicarles mi decisión de renunciar a mis funciones, a todas mis funciones, a partir de este momento», señaló con voz grave Keita durante un mensaje a la nación, el que fue televisado.

Mali, excolonia francesa y uno de los países más pobres del mundo, atraviesa desde hace meses a una profunda crisis política.

Keita fue reelegido en 2018, pero desde entonces el descontento ha ido creciendo debido a la corrupción, a la mala gestión de la economía y al aumento de la violencia étnica. Además, el yihadismo no ha dejado de ganar terreno, convirtiendo a Mali en uno de los países más peligrosos .

Tras el golpe, la población salió a la calle para celebrar la noticia.Pero a nivel internacional ha sido condenado .
La Comunidad de Estados de África del Oeste ha cerrado las fronteras con el país y suspendido su participación.

Francia, que tiene una misión militar desplegado en Mali desde 2013, también ha expresado su preocupación.

Deja un comentario