Futuro legal de Aguirre Sacasa se decide el próximo lunes

El próximo lunes la justicia nicaragüense decidirá si el excanciller Francisco Aguirre Sacasa, enfrentará un proceso judicial por haber adquirido dos campanas robadas de una parroquia en el departamento de Granada.

Este jueves ha trascendido que el Ministerio Público formalmente presentó una acusación contra el exfuncionario. En el portal electrónico del Poder Judicial, se lee que el asunto 018492-ORM4-2020 PN corresponde al caso relacionado con Aguirre Sacasa.

También están siendo acusados José Ramiro Bermúdez y Fèlix Rivas Lumbí. En el portal no se establece qué delito le imputan a los señalados.  No obstante, aparece como víctima la parroquia San José Obrero, representada por  el sacerdote Santos Leonardo Murillo Martínez.

La audiencia con carácter de preliminar e inicial, se efectuará el lunes a las 09:00 a.m, y ha sido convocada por el judicial Armando Mejía de Granada.

Imagen de captura de pantalla de la acusación presentada contra Aguirre Sacasa.

La audiencias preliminar es para hacerle saber al acusado los delitos que le imputan y si decidé si enfrenta el proceso bajo la figura jurídica de arresto domiciliar. En la audiencia inicial, la Fiscalía presenta al juez las pruebas que tiene para demostrar la culpabilidad del o los acusados. En esta audiencia, el juez decide si el caso amerita ir a juicio.

Decide también, si el acusado o los acusados, enfrentan el proceso en prisión o en su vivienda.

El 15 de este mes, las autoridades policiales presentaron al ex funcionario junto a otras tres personas señaladas de robar dos campanas de bronce propiedad de la iglesia San José Obrero de la ciudad de Granada.

Según la versión policial, Aguirre Sacasa habría comprado las campanas de bronce por un monto de 3,400 córdobas. Dichas piezas fueron encontradas tras realizar un cateo en la residencia del ex canciller ubica al sur de Managua.

En declaraciones al diario La Prensa, Aguirre Sacasa narró que su liberación se debió a que presentó problemas de salud y que permanecerá así mientras duren las investigaciones.

Agregó que haber sido presentado ante medios oficiales y acusarlo de delincuente  es “un intento  por dañar su reputación”.

El ex canciller, comentó que 20 oficiales de la policía se presentaron a su vivienda junto a la persona que le había vendido las campanas.

Aguirre Sacasa ha mantenido una postura crítica al gobernante Frente Sandinista, especialmente desde 2018 cuando inició la crisis sociopolítica en Nicaragua.

El artículo 226 del Código Procesal Penal de Nicaragua establece el delito de Receptación.

Dicho artículo señala que “quien compre, reciba u oculte bienes o valores, provenientes de un delito, conociendo su ilícita procedencia, será castigado con la pena de uno a tres años de prisión, o de cincuenta a trecientos días multa, o trabajo en beneficio de la comunidad de noventa a trecientos días de dos horas díarias”, señala el texto jurídico.

Código Procesal Penal de Nicaragua. Foto: Humberto Galo

Francisco Aguirre Sacasa fue canciller de la República durante la presidencia de Arnoldo Alemán Lacayo (1997-2001).

También se ha desempeñado como embajador de Nicaragua en Washington, Estados Unidos y ha sido diputado por el Partido Liberal Constitucionalista.

Deja un comentario