Padre e hijo mueren al caerles un rayo en Chinandega

En menos de 72 horas, cinco personas han fallecido en el país al ser alcanzadas por un rayo. De estas muertes, cuatro se han registrado en el departamento de Chinandega, al occidente del país.

El primer caso registrado ocurrió la tarde del domingo en el municipio de El Crucero, Managua. En un mirador de esta zona, una familia disfrutaba de la vista y el clima fresco, cuando repentinamente se escuchó  un fuerte estruendo.

Pobladores del lugar, tras superar el susto, se percataron que  un área del mirador yacían varios cuerpos tirados sobre la grama. Al socorrerlos, descubrieron que el señor Maynor Martínez  no respiraba.

Al resto de  miembros de su familia, incluyendo dos menores de edad, y dos mujeres, conductores que circulaban por  el sitio los trasladaron al centro de  salud de la localidad.

Este lunes, también por la tarde, otro rayo le causó la muerte a un joven universitario que realizaba sus prácticas en una finca localizada en la comunidad San José del Obraje, en Llano Verde, Chinandega.

El fallecido, de apellido Reyes tenía 20 años y cursaba Ingeniería Agraria en la universidad estatal Universidad Nacional Agraria (UNA). A menos de 24 horas de haberse registrado esta tragedia, se conoció que dos personas más han fallecido al caerles un rayo.

Universitario muere al caerle rayo

La tragedia ocurrió nuevamente en Chinandega, al occidente, y las víctimas se desplazaban sobre una carreta halada por un caballo. Datos preliminares indican que  los fallecidos son un padre de 28 años y su hijo de tres.Sus identidades corresponden a Gerald Corrales Centeno, quien era el padre y Marlon Corrales Gallo, hijo.

Un joven de 17 años que viajaba con ellos en el carretón, ha sido trasladado hasta un centro hospitalario con quemaduras. Oficialmente, las autoridades no se han pronunciado.

Otros casos

En septiembre de este año, una niña de 11 años murió al ser alcanzada por un rayo. La menor jugaba en el patio de su casa , ubicada en la comunidad rural de Kayaska, Bocay, zona norte de Nicaragua.

El rayo provocó daños en 22 viviendas en la zona, según reportes oficiales. Un mes antes, en agosto, dos marineros fallecieron de igual forma mientras faenaban en el mar Caribe .

Las autoridades reportaron en 2018 el fallecimiento de una niña de siete años. En 2017 los rayos mataron a 7 personas y en 2016 el número víctimas llegó a 9.

En junio de este año  el Gobierno de Nicaragua anunció que instalaría una red de detección de rayos, con apoyo de la Agencia Estatal de Meteorología de España (Aemet).

Deja un comentario