Mined inicia clases imponiendo medidas contra el COVID-19, pero con aulas hacinadas

Este lunes, 1 de febrero, los estudiantes nicaragüenses regresaron a las aulas de clase en modalidad estrictamente presencial, con las autoridades orientando el estricto lavado de mano y el uso de mascarilla obligatorio, sin embargo, muchos maestros tienen hasta más de 40 estudiantes.

Con grupos numerosos es imposible que en cada salón pueda mantenerse el requerido distanciamiento social indicado por la Organización Mundial de la Salud para evitar el contagio del Covid-19.

En los diversos centros educativos hay una campaña intensa sobre la importancia del lavado de manos, incluso, han instalado lavamanos para que todos los que ingresen a las escuelas hagan uso de ellos.

Por otro lado, el uso de la mascarilla también es obligatorio, sin embargo, esta medida molesta a algunos padres de familia que al ser requeridos en este aspecto, aseguran que nadie los manda.

Cabe señalar que a diferencia del año anterior, para el curso lectivo 2021, el Mined ha cambiado sus orientaciones y ahora sí exige las medidas sanitarias necesarias para disminuir las posibilidades de contagio del coronavirus, sin embargo, hay fallas en la matrícula, debido a que hay aulas con sobrepoblación estudiantil, lo que hace nulo el distanciamiento.

Asimismo, es importante señalar que las instituciones educativas públicas tomaron como política nueva que en el turno de la mañana estudiarán únicamente los niños de educación inicial y los de primaria, mientras que por la tarde recibirán sus clases los adolescentes de secundaria.

Observatorio ciudadano advierte peligro con clases presenciales

El Observatorio Ciudadano del Covid-19 reporta un aumento en el número de nuevos casos de Covid-19 en la última semana y enfatiza que el regreso a las aulas de clase incrementará la circulación del virus en nuestro país, por lo que brinda recomendaciones precisas para que los padres pongan en práctica con los niños

Asimismo, el grupo de especialistas recalca que el inicio del año escolar presencial en todas las escuelas e institutos públicos (del MINED) presenta un riesgo de mayor circulación del virus.

“Diversas voces especialistas han indicado la importancia de aplicar estrictamente las medidas de protección, incluyendo garantizar la adecuada ventilación en las aulas y el acceso continuo a agua y jabón. La comunidad educativa debería estar debidamente capacitada para guiar a los y las estudiantes en la práctica de medidas eficaces y probadas de protección contra la COVID-19”, resalta el informe del Observatorio Ciudadano.

 

Deja un comentario