Diputados aprueban reforma a Ley de Consumidores

Este miércoles fue oficializada una controvertida reforma a la Ley de  Protección de los Derechos de las personas consumidoras y usuarias, Ley 842.

En teoría, la medida busca dar mayor poder a las entidades reguladoras de servicios básicos como telefonía, agua, televisión por suscripción y financiero.

Sin embargo, críticos de la propuesta han señalado que con esta reforma se pretende obligar a bancos nacionales a reabrir cuentas congeladas a los 27 funcionarios gubernamentales y empresas que han sido sancionadas tanto por Estados Unidos como por la Unión Europea, Canadá y otros gobiernos.

Postura sector privado

El sector Financiero del país ha criticado esta reforma debido a que consideran que los cambios a la Ley 842, arriesga la transparencia del sistema bancario nacional.

Sobre este particular, la Asociación de Bancos Privados de Nicaragua, ASOBANP envió a la Asamblea Nacional una carta señalando que la reforma amenaza la libre empresa, y que además haría que Nicaragua sea incluida en la lista negra de la Acción Financiera Internacional (GAFI, siglas en inglés).

Lo que significaría que el país sea excluido del Sistema Financiero Global.

Lo anterior se traduciría en castigos tales como el bloqueo para realizar envíos de remesas, transacciones por exportaciones, pagos internacionales y emisión de tarjetas de crédito.

Tras conocerse la aprobación de la reforma, el Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), emitió un comunicado expresando su preocupación ya que se «incurriría en prácticas que incitarían al lavado de dinero».

Comunicado del Cosep. Crédito: Facebook oficial Cosep.

«Esa situación tendría graves e inmediatas consecuencias para la economía del país, por cuanto conllevaría entre otros efectos negativos el cierre de las cuentas de corresponsalias bancarias», señala el comunicado.

Diputados oficialistas aprobaron la reforma a la Ley 842. Foto: Asamblea Nacional.

 

 

 

 

Deja un comentario