“El Duelo”, pintura en homenaje a Rubén Darío, de la artista Sugey López

En el cuarto, la luz es tenue, una sola vela crea la atmósfera de claros y sombras que envuelve la cama de blancas sábanas, tendidas perfectamente, como si nadie ha dormido en ellas. A un lado, como levitando, un traje azul se impone como el contraste perfecto.

Es el icónico traje diplomático que usó Rubén Darío para presentarse ante el Rey Alfonso XII, y la cama en la que vivió su agonía, los que se convirtieron en la fuente de inspiración para la artista plástica nicaragüense Sugey López, creadora de la obra “El Duelo”, que salió a la luz a propósito del 105 aniversario de muerte del Príncipe de las Letras                 Castellanas.

López es una artista emergente cuya calidad la ha hecho merecedora de dos importantes premios en Nicaragua y dijo a Diario Libre que por lo general, “me gusta mucho lo nacional, desde que salí a la luz como pintora, en enero trato de hacer con mi arte algún homenaje personal hacia Darío”.

Pintora Sugey López

“Este año me inspire en lo que nos queda después de que fallece una persona, son  solo sus objetos personales, son recuerdos icónicos, como  su traje y su cama. En la pintura, en  la parte de abajo hay una hoja en donde puse un verso del poema de Antonio Machado: ‘Nadie esta lira pulse si no es el mismo apolo, nadie esta flauta toque si no es el mismo Pan’”, comparte López.

Asimismo, dijo que se imaginó “el traje de él, puesto en su cama listo para usar, pero ya no está, no hay nadie que lo pueda usar, solo él fue el único y ahí entra la vela, quise dar una atmósfera de duelo y es por eso el nombre del cuadro”, señaló.

Por otro lado, afirma que no quiso pintar un retrato, sino que decidió buscar cómo  reflejar la nostalgia por la ausencia del genio del Modernismo literario, “quise que los que lo vean tengan la sensación de pérdida de nuestro gran poeta”.

La pintora Sugey López se define como una  ama de casa que sabía dibujar y decidió,  cuando su hija tenía 2 años, que quería pintar un retrato de ella, lo que me la llevó a buscar quién podría enseñarle.

Trayectoria

“No tenía recursos económicos, pero encontré un gran maestro, llamado Ricardo Morales, que vio mi talento y me dijo ayúdame con clases de dibujo para los jóvenes gratis y yo te enseño pintura.  Y así empezó mi enseñanza. Esto fue hace 7 años. Con el tiempo mi mentor se convirtió en mi amigo y como le dije, él me dijo cuándo tenía que enseñar mi pinturas al público y así fue”, reseña la joven artista que asegura que su hija es su principal inspiración.

En el 2019 participó en su primera exposición colectiva y luego se animó a participar en el concurso del Banco Central de Nicaragua, en el que ganó el primer  lugar y luego concursó en un certamen organizado por la Embajada Americana y también lo ganó.

“He seguido luchando por poner mi nombre en la plástica nicaragüense,  me dieron la portada de una revista el año pasado por el cuadro que hice a propósito de  la situación de encierro que vivimos y viven nuestros hijos, el cual titulé ¿Me dejas salir? Y ahí voy, como madre soltera y luchando para que mi hija se sienta orgullosa de su mamá. Voy creando y haciendo arte y que vea que de mis manos salen cosas lindas, mi hija es mi musa y mi motor, las ideas fluyen de las cosas que veo, que siento” , concluyó López.

Deja un comentario