PEN Internacional crea alianza regional para seguir defendiendo la libertad de expresión en Nicaragua

Este viernes, 12 de febrero de 2021,  PEN Internacional dio a conocer que continuará trabajando en la defensa de la libertad de expresión en Nicaragua, gracias a  una alianza regional liderada por países como Argentina, México y Estados Unidos, con lo cual van a resarcir el anuncio de suspensión de actividades por la ley de Agentes Extranjeros impulsada por Daniel Ortega y aprobada por los diputados sandinistas.

La alianza es un observatorio de impacto global contará con el apoyo de centros PEN en Paraguay, Canadá, Ecuador y Puerto Rico, así como de organizaciones internacionales de derechos humanos.

Cabe recordar que el 4 de febrero de 2021, el Centro PEN Nicaragua anunció la suspensión de sus actividades, por las amenazas y la estrecha vigilancia al ejercer el periodismo, la literatura y defender la libertad de expresión y el pensamiento crítico.

Ley de agentes extranjeros

“PEN Nicaragua ha sido un centro ejemplar y, además de esto, los miembros han actuado con una valentía admirable ante las políticas represivas del presidente Daniel Ortega. PEN Internacional seguirá su trabajo de defender, amparar, ayudar y solidarizarse con todos los periodistas y escritores nicaragüenses”, declaró Jennifer Clement, Presidente de PEN Internacional, según cita publicada en la página web de la organización.

La decisión del suspender las actividades del Centro PEN Nicaragua en el futuro inmediato es consecuencia de la ola represiva del gobierno de Daniel Ortega en contra de periodistas y escritores críticos, que comenzó en 2018, y agudizado por la entrada en vigor de la Ley de Regulación de Agentes Extranjeros, aprobada el 15 de octubre de 2020,  insiste la nota de PEN.

“Un marco legal para las personas físicas o jurídicas dependientes de intereses y financiamiento del extranjero, y que incurran en injerencias en los asuntos internos del país. Cualquier organización o persona registrada en el Ministerio del Interior como «agente extranjero» estará sujeta a una estrecha vigilancia, así como a restricciones de sus derechos cívicos y políticos, y todas sus propiedades podrán ser incautadas. Esta lista de agentes extranjeros incluye a las organizaciones de la sociedad civil”, se lee en la nota del PEN .

Deja un comentario