Opositores reaccionan a propuesta oficialista de reforma electoral

El partido Ciudadanos por la Libertad (CxL), calificó como una «burla al pueblo» la propuesta de reformas electorales presentada el lunes por diputados sandinistas.

Kitty Monterrey, presidenta de CxL, señaló este martes en rueda de prensa que la propuesta de reformas no toma en cuenta las demandas hechas por organismo internacionales, y tampoco las peticiones emitidas por la ciudadanía, ni de las entidades políticas del país.

«Esto es una burla al pueblo de Nicaragua, que lejos de contribuir a la democracia y a un proceso electoral transparente, lo que está haciendo es insultarnos a todos con una propuesta de reforma que ni siquiera es cosmética, porque lo que realmente lo que hace es restringir los derechos de todos los nicaraguenses», señaló Monterrey.

La iniciativa de reforma electorales presentada por los diputados sandinistas este lunes, entre otros aspectos señala que se deben garantizar la equidad de género del 50% entre los aspirantes a puestos públicos, de igual manera en las estructuras electorales: juntas directivas de los partidos, fiscales, miembros de las Juntas Receptoras de Votos.

De igual forma, en la propuesta de reforma se retoman prohibiciones establecidas en la Ley de Agentes Extranjeros, y la Ley de Defensa de la soberanía y autodeterminación para la Paz; la primera, limitando la recepción de financiamiento foráneo a partidos políticos y la segunda que inhibe a opositores a postularse a puestos públicos por supuestas participaciones en las manifestaciones de abril de 2018.

Crea más burocracia

Otros aspectos contemplados en la reforma establece que será la Policía quien autorice la realización de marchas políticas, una potestad hasta ahora vinculada al Consejo Supremo Electoral (CSE). De igual forma se establece que el registro público de las personas sea asumido por el CSE, y ya no por las alcaldías.

«El control lo están haciendo ahora hasta con el Registro Cívil de las personas, que ahora pasa bajo el ámbito del Consejo Supremo Electoral y se lo quitan a las Alcaldías, en vez de estar enfocados en crear un instituto de cedulación, entonces lo que están haciendo es crear más burocracia y crear más control estatal a través del Consejo Supremo Electoral», dijo Monterrey.

La presidenta de CxL, señaló además que en el documento planteado por el oficialismo, no retoma ninguna de las peticiones hechas por la Organización de Estados Americanos, en su resolución del 22 de octubre del año pasado para lograr elecciones creíbles y transparentes.

Para Monterrey, la propuesta presentada ayer por el oficialismo es una violación más a los derechos políticos de la ciudadanía en Nicaragua.

Al respecto José Adán Aguerri, integrante de la Alianza Cívica, una de las organizaciones que junto a CxL conforman el grupo opositor Alianza Ciudadana, consideró que esta propuesta de reforma es contraria a todo lo que se ha planteado que debería contener una reforma electoral.

«Estamos hablando que que le quita atribuciones al Consejo Supremo Electoral para depurar el padrón electoral. Estamos hablando de que sustituye la palabra observación electoral por acompañamiento electoral, una diversidad de temas que de mantenerse a como están obviamente lo que va a resultar es en una reforma electoral contraria a lo que hemos estado planteando», valoró Aguerri.

La postura de la Coalición Nacional

Por su parte la Coalición Nacional, a través de un comunicado expresó que de aprobarse estas reformas se hará un retroceso más a la institucional democrática del país.

«El proyecto pone todo su énfasis en excluir, inhibir, conculcar derechos y evitar la competitividad de la oposición, frente a un adversario que se reserva todas las ventajas para imponer su continuidad en el ejercicio del poder obviando la voluntad popular”, menciona el texto de la Coalición Nacional.

Comunicado Coalición Nacional. Crédito: Facebook Coalición Nacional.

Deja un comentario