Reino Unido cuestiona reformas electorales y elección de magistrados en Nicaragua

El Reino Unido se sumó este viernes a las voces que critican la reciente aprobación de reformas electorales y la elección de nuevos magistrados del Consejo Supremo Electoral de Nicaragua.

«Al Reino Unido le preocupa que, el 4 de mayo pasado, el gobierno de Daniel Ortega y la Asamblea Nacional de Nicaragua en la que el Frente Sandinista de Liberación Nacional tiene una abrumadora mayoría de escaños, aprobó una reforma electoral  que negará al pueblo de Nicaragua elecciones libres, justas y democráticas», señala una declaración del Ministerio de Relaciones Exteriores del Reino Unido.

El martes de esta semana, la Asamblea Nacional de Nicaragua eligió a 10 magistrados electorales (siete propietarios y tres suplentes), que son afines al gobernante Frente Sandinista, de igual manera se aprobó una reforma a la Ley Electoral, con la cual se imponen limitantes a la participación de los opositores, al mismo tiempo se faculta a la Policía para autorizar y negar permisos para desarrollar mítines políticos.

Raab
Dominic Rabb, Ministro de Relaciones Exteriores del Reino Unido. Crédito: Twitter.

Al respecto, la nación europea señaló que la nueva legislación tiene «múltiples y serias deficiencias».

«Incluye disposiciones preocupantes para excluir a candidatos de la participación, otorga a la Policía nuevos poderes inapropiados para prohibir las reuniones de partidos de oposición y los eventos de campañas, no proporciona informes oportunos y transparentes de los resultados y tampoco propicia la observación electoral ni por organismos locales o internacionales», menciona el texto oficial.

Fomenta abstencionismo

Agrega que el Reino Unido está muy preocupado debido a que la reformas «hagan menos probable que los votantes de Nicaragua tengan la oportunidad de votar en unas elecciones libres y justas en noviembre de este año».

«Esta es una decisión deliberada para no establecer el tipo de marco electoral y las salvaguardas que el pueblo de Nicaragua merece, sino de introducir medidas que contribuirán aún más a la marginación y privación del derechos de los votantes, y a la actual crisis política del país».

El texto finaliza afirmando que el Reino Unido continuará abogando por la inclusión y transparencia en la sociedad, así como la promoción de la democracia y respeto a los derechos humanos en Nicaragua.

 

Deja un comentario