Enrique Bolaños Geyer: El último presidente liberal que gobernó Nicaragua

Enrique Bolaños Geyer, ex mandatario de Nicaragua falleció a los 93 años en Managua.  El ex presidente, gobernó Nicaragua entre 2002 y 2007, y tras salir del Ejecutivo, se retiró de la política activa del país.

Bolaños Geyer, fue el último presidente de tendencia liberal de Nicaragua en la época reciente.

Ingeniero industrial  de profesión, incursionó en la vida pública del país en la década de los años 80 del siglo pasado, precisamente durante la primera administración del actual mandatario Daniel Ortega y el Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN.

En los años 80, Bolaños Geyer estuvo al frente del Consejo Superior de la Empresa Privada, (COSEP) entre 1983 y 1988, posición desde la cual mantuvo una postura crítica contra el gobernante FSLN, por lo cual sufrió expropiaciones y cárcel.

Recomendamos leer:

Fallece ex presidente Enrique Bolaños

Participación electoral

Su activismo como líder gremial lo llevaron a ser considerado un eventual candidato presidencial en las elecciones de 1990 por la Unión Nacional Opositora, UNO.  Sin embargo, las fuerzas opositoras de entonces, dieron su respaldo a Violeta Barrios de Chamorro, quien a la postre resultó electa presidenta del país.

En los primeros años de la década de los años 90, Bolaños trabajó en el sector privado, pero en 1995 retornó a la vida política activa, al convertirse primero en jefe de campaña del movimiento llamado Alianza Liberal, y posteriormente candidato a la vicepresidencia de Nicaragua por el Partido Liberal Constitucionalista, PLC, junto a Arnoldo Alemán Lacayo; ambos derrotaron a Daniel Ortega en las elecciones de octubre de 1996.

El cargo como vicepresidente lo ostentó entre 1997 y el año 2000, cuando renunció para aspirar a la candidatura presidencial por el PLC en las elecciones de 2001, donde volvería a derrotar a Ortega.

Distanciamiento con Alemán y presiones sandinistas

A mediados de 2002, Bolaños Geyer anunció una investigación por lavado de dinero en contra de su antecesor  Arnoldo Alemán, el cual habría desfalcado las arcas del gobierno con cerca de cien millones de dólares, dicha investigació fue conocida popularmente como «La Huaca».

Alemán enfrentó la acusación y en 2003 fue condenado a 20 años de cárcel. Ese pleito le generó respaldo internacional, pero también un desgaste político a nivel local.

Entre 1999 y principios del año 2000, Alemán y Ortega habían negociado un acuerdo político conocido «pacto libero-sandinista».

Los frutos más visibles de dicho pacto, fueron aplicar una serie de reformas a la Ley Electoral y a la Constitución Política del país, que permitió modificar la naturaleza de los distintos poderes del Estado y sus estructuras al seleccionar a militantes de ambos partidos como integrantes de las principales magistraturas.

El caso de la Huaca, marcó la administración de Bolaños, y generó una lucha de poder tanto con sus correligionarios liberales que apoyaban a Alemán, como con Ortega y el FSLN, que presionaba a Bolaños con diversas acciones como asonadas sociales o bloqueo parlamentario a iniciativas del mandatario.

En 2005, fue necesario la aprobación de la Ley Marco para la Estabilidad y Gobernabilidad del país que permitió congelar una serie de reformas constitucionales aprobadas por la Asamblea y que le restaban funciones al poder Ejecutivo.

Logros económicos

A pesar de las diversas presiones que enfrentó durante su gobierno, Bolaños consiguió algunos logros en materia macroeconómicas para Nicaragua. Por ejemplo la firma del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos (DR-Cafta, siglas en inglés), gestionó además que se condonara 80% de la deuda externa del país y generó incentivos de inversión, especialmente en el sector agro.

No obstante, las medidas macroeconómicas impulsadas en su gestión no beneficiaron en gran medida a los sectores más desposeidos del país, un sector al que Ortega siempre contempla en su retórica política.

Otra faceta

Por otro lado, tras retirsarse de la vida política activa, Bolaños se dedicó a la creación de la Biblioteca Virtual «Enrique Bolaños», una iniciativa cuya finalidad es rescatar la memoria histórica del país.

Asimismo, escribió artículos de opinión y en 2017 publicó el libro La Lucha por el Poder, en el cual hace un recorrido por la historia de Nicaragua entre 1821 y el año 2007.

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario