México y Argentina llaman a consulta a sus embajadores en Managua

Los gobiernos de México y Argentina llamaron a consulta a sus respectivos embajadores en Nicaragua para conocer de primera mano la crisis política del país centroamericano.

Ambos países, oficializaron dicha medida mediante un comunicado conjunto publicado este lunes.

«Los gobiernos de México y la República Argentina informan que el día de hoy instruyeron a sus embajadores en la República de Nicaragua, Gustavo Alonso Cabrera Rodríguez y Mateo Daniel Capitanich, respectivamente, a trasladarse a sus respectivas capitales, con el objetivo de realizar consultas sobre las preocupantes acciones políticas-legales realizadas por el gobierno nicaragüense en los últimos días que han puesto en riesgo la integridad y libertad de diversas figuras de la oposición (incluidos precandidatos presidenciales), activistas y empresarios nicaragüenses», señala el documento oficial.

Las administraciones de Alberto Fernández y del mexicano Andrés Manuel López Obrador, señalan que estarán atentos a lo que ocurra en Nicaragua y reiteraron que la crisis política debe ser resuelto por la ciudadanía de dicha nación.

«Reiteran asimismo, su disposición plena para colaborar constructivamente en la promoción del diálogo para que sean las y los propios nicaragüenses, quienes superen esta situación por la vía pacífica, respetando la división de poderes, el respeto a las minorías, las garantías constitucionales y, en general, el pleno respeto al estado de Derecho y todos los derechos humanos», plantea.

Crisis agudizada

En las últimas tres semanas, el gobierno de Daniel Ortega ha emprendido una fuerte persecución contra figuras de la oposición del país, que se ha saldado con el arresto de al menos 17 personas, entre ellos, cinco aspirantes presidenciales.

Tanto Argentina como México, han expresado su alarma ante la profunda crisis política de Nicaragua, pero también en foros internacionales han mantenido una postura de rechazo al injerencismo.

La semana pasada, durante una sesión extraordinaria de la Organización de Estados Americanos, OEA, para tratar la crisis de Nicaragua, ambos países se abstuvieron en la votación en las que otras 26 naciones hicieron un llamado al gobierno de Ortega para liberar a los opositores detenidos.

Durante la sesión de la OEA, México y Argentina se pronunciaron para establecer un acompañamiento y generar un diálogo interno para resolver la crisis nicaragüense.

 

 

Deja un comentario