Exportación de carne espera generar cerca de 600 millones de dólares en 2021

Si todo marcha como hasta ahora, la industria cárnica de Nicaragua experiementará un crecimiento del 5% una vez concluya el año 2021.

Según datos compartidos por la Cámara Nicaragüense de Plantas Exportadoras de Carne Bovina (Canicarne), en el primer semestre de este año, las exportaciones de carne sumaron 343 millones de dólares, lo que representa un incremento de 18.7% en comparación al mismo período del año previo, cuando las ventas de carne generaron 259 millones de dólares.

Juan Velásquez, director ejecutivo de Canicarne, explicó a DiarioLibre.Digital, que las perspectivas de crecimiento de cara al cierre de año, se fundamenta en que en las zonas ganaderas del país la «época seca no fue tan marcada como en otros años. En este aspecto se espera que mejore la disponibilidad de materia prima y poder lograr el 5% proyectado».

Durante 2020, según datos del Centro de Trámites para las Exportaciones, Cetrex, las ventas de carne generaron 550.7 millones de dólares; es decir que con las proyecciones de crecimiento para este 2021, las ventas podrían superar los 600 millones de dólares, según Canicarne.

 

Canicarne, proyecta crecer 5% durante 2021. Crédito Archivo El Nuevo Diario.

Consultado sobre un comportamiento irregular de la época lluviosa en Nicaragua, Velásquez mantiene su optimismo en que la industria pueda crecer 5% «en los últimos dos meses (mayo y junio) se ha tenido buena disponibilidad de materia prima lo que ha mejorado sustantivamente las proyecciones», afirmó.

Pandemia, revisión de TLC y trazabilidad bovina

El directivo gremial, sostiene que la pandemia del coronavirus, representó un reto para la industria local, pero tras implementar protocolos sanitarios, la producción continúo a buen ritmo y los mercados de ventas se conservaron.

«La producción se ha mantenido responsablemente, nuestra industria ha sabido manejar esta situación compleja que involucra la protección de nuestros trabajadores.  Debido a este trabajo, hemos podido conservar nuestros mercados y mantener la producción y exportación», respondió Velásquez.

En este sentido, Estados Unidos, con aproximadamente el 45% de las exportaciones durante el primer semestre de este año constituyó el principal mercado para las ventas de carne bovina.

Preguntado sobre una eventual revisión a la participación de Nicaragua en el Acuerdo de Libre Comercio que Centroamérica tiene con la nación norteamericana, Velásquez afirmó «esperamos seguir operando y seguir teniendo los beneficios de los tratados de libre comercio».

Agregando que la industria sigue realizando esfuerzos para incrementar los mercados de exportación, procurando cumplir todos los requisitos que ahí se soliciten.

«Seguimos avanzando en la búsqueda de nuevos mercados y estamos trabajando en cumplir los requisitos sanitarios y de trazabilidad para poder acceder a mercados más exigentes en requisitos de esta índole.  Es un trabajo complejo que va desde requisitos de sanidad y trazabilidad hasta cumplir con estándares de calidad específicos», afirmó el directivo.

Finalmente Velásquez destacó que la industria local sigue avanzando en la trazabilidad bovina, y que actualmente  «se ha podido registrar más del 80% de las unidades productivas y animales».

«Se tiene un sistema robusto de control de movimiento de animales que está siendo implementado en todas las alcaldías del país y los centros de venta y matanza, cerrando el círculo de la trazabilidad», dijo.

Suscriben acuerdo

Precisamente para continuar incrementando la trazabilidad bovina en el país, Canicarne suscribió un acuerdo con el Instituto de Investigación y Desarrollo, Nitlapan, el cual pretende registrar al menos 2,000 cabezas de ganado cada mes. Dicho registro se recabará en al menos 300 fincas ganaderas del país por los próximos tres meses y busca beneficiar a unos 1000 pequeños productores.

 

 

 

 

 

Deja un comentario