Envíos de la segunda dosis de la vacuna rusa Sputnik hacia América Latina serán subsanados este mes, según Rusia

El Fondo de Inversión Directa de Rusia (FIDR, siglas en inglés), que vende a nivel internacional la vacuna contra la Covid, Sputnik V, anunció este miércoles que en agosto solventará el retraso del envíos de la segunda dosis del fármaco hacia América Latina.

«El equipo de Sputnik V confirma que, debido al gran aumento en la capacidad de producción de vacunas, los retrasos temporales en la entrega del segundo componente se resolverá por completo en agosto», señala un comunicado publicado en el sitio web de la vacuna.

La información oficial agrega que el FIDR, ha establecido acuerdos de fabricación con 14 países, en particular con Serum Institute de la India, el mayor productor de vacunas en el mundo.

«Lo que permitirá incrementar la capacidad de producción y hacer frente a la demanda», dice el organismo.

Te puede interesar:   Moscú comienza a aplicar la vacuna Sputnik V

El martes 3 de agosto, el FIDR anunció que esta semana en Argentina comenzará a aplicar la Vacuna Sputnik que ha sido producida en los laboratorios Richmond del país suramericano.

«Según lo previsto, Laboratorios Richmond podrá producir más de 3 millones de dosis del segundo componente de la vacuna «Sputnik V» en agosto. Esta semana, la empresa comenzará a enviar la vacuna producida en Argentina al Gobierno del país, incluidas 150.000 dosis del segundo componente, para proteger a la población frente al coronavirus», indica una nota de prensa.

 

https://twitter.com/sputnikvaccine/status/1422958057055834123

 

Sobre los retrasos

Los retrasos en el envío de la vacuna rusa hacia países de América Latina fueron reportados por medios de comunicación locales e internacionales.

El 22 de julio pasado, el diario El País de España, publicó una nota informando que el gobierno argentino solicitó al FIDR que enviase más segundas dosis de Sputnik V, y planteo incluso la posibilidad de romper el contrato que país suramericano suscribio con el fabricante ruso.

Asimismo, una nota publicada por el El diario El Clarín de Argentina, señala que hasta el 2 de agosto pasado, 9.3 millones de argentinos habían sido vacunados con una dosis de Sputkin V, sin embargo,  de ese total, apenas 2.4 millones contaban con el esquema completo del fármaco.

Argentina fue el primer país de América que aprobó el uso de la vacuna rusa de manera masiva, y comenzó a aplicarla a población mayor de 60 años, desde diciembre de 2020.

Posteriormente a finales de julio, el gobierno de Guatemala informó que modificó el contrato que había suscrito para adquirir la vacuna Sputnik V, pasando de comprar 16 millones de dosis, a solo 8 millones de dosis.

Las autoridades guatemaltecas basaron su decisión en la lenta entrega de la segunda dosis del fármaco ruso.

El caso de Nicaragua

El uso de la vacuna Sputnik en Nicaragua fue aprobada por las autoridades sanitarias a inicio de este año.

Al respecto, el 23 de febrero se recibió un  donativo de 6,000 dosis de  la vacuna, con la cual en marzo y abril se comenzó a inocular a la población que padece de Insuficiencia Renal Crónica, sobrevivientes de cáncer y con padecimientos del corazón.

Te recomendamos: Nicaragua recibe primera vacuna contra el Covid

Posteriormente, el 4 de mayo el gobierno de Nicaragua oficializó la compra de 70,000 dosis de la vacuna rusa, con la cual se completó el esquema de los primeros vacunados y se abrió un nuevo ciclo de vacunación para personas mayores de 60 años y con enfermedades crónicas.

Luego el 15 de junio se adquirieron otras 120,000 dosis de Sputnik V, con la cual se inmunizaría a personas entre los 55 y 60 años de edad, con padecimientos crónicos.

Sin embargo, a finales de ese mes, el gobierno emitió una comunicación en la que dijo que con base a estudios elaborados en Argentina, sobre la efectividad de la vacuna Sputnik, se ampliaba el período de tiempo entre la aplicación de la primera y segunda dosis, extendiendola hasta 90 días máximo.

Hasta ahora las vacunas rusas han sido usadas para inmunizar a grupos etarios mayores de 60 años, y enfermos crónicos, posteriormente se redujo el grupo a personas de 55 años de edad, así como personal de salud, policías y de puestos fronterizos.

A principios de julio, dio inició un nuevo ciclo de vacunación con Sputnik para personas mayores de 50 años, sin embargo, quienes recibieron la primera dosis de la vacuna ese mes, todavía están a la espera de ser vacunados con la segunda dosis.

De igual forma, desde el 2 de agosto pasado, Nicaragua inició la vacunación para personas de 45 años o más.

Una ciudadana es vacunada contra la Covid. Crédito: Facebook Silais Managua.

 

Cifras

Datos compartidos por la Organización Panamericana de la Salud, indican que hasta el 16 de julio pasado, Nicaragua habría aplicado 112,729 dosis de la vacuna Sputnik, pero las autoridades sanitarias del país aún no oficializan cuántas personas tienen el ciclo completo del fármaco.

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario