Gobierno de Ortega lanza furibundo ataque a España

Una nota oficial del régimen de Nicaragua no escatimó acusaciones e insultos contra el gobierno del país ibérico, luego que Madrid advirtiera que las elecciones en el país centroamericano no serán creíbles.

Por DW

El Gobierno de Nicaragua atacó este martes (10.08.2021) a España por lo que consideró una «inadmisible intromisión» en sus asuntos internos y la acusó de carecer de «autoridad moral» ante «tanta falacia, encubrimiento, mentiras, delitos, crímenes de odio y lesa humanidad, que no confiesan, pero que todo el mundo conoce, y condena».

En una nota dirigida al Ministerio de Exteriores español, la Cancillería nicaragüense lamentó y condenó «la inadmisible intromisión del Gobierno del Reino de España en los asuntos internos que sólo corresponden a nuestro país y a nuestro pueblo».

La nota, a la que Rosario Murillo, esposa del presidente Daniel Ortega y vicepresidenta, dedicó 10 minutos en su alocución diaria, señala que su gobierno ha denunciado, y seguirá «denunciando, la cínica y continúa, intromisión, injerencia e intervención en nuestros asuntos internos, impropias de Gobiernos democráticos, impropias también de regímenes que incumplen continuamente con los derechos de sus pueblos a la autonomía o a procesos autonómicos de independencia».

España criticó elecciones sin credibilidad

España advirtió este lunes de que las elecciones en Nicaragua no son creíbles tras decisiones como la cancelación, a tres meses de los comicios generales, de la personalidad jurídica de la alianza opositora Ciudadanos por la Libertad (CxL) por parte del Consejo Supremo Electoral del país.

Por medio de un comunicado del Ministerio de Exteriores, el Gobierno español consideró que esta medida, junto a otras adoptadas recientemente por las autoridades nicaragüenses, «impiden que el proceso electoral en ciernes ofrezca un resultado con garantías y credibilidad».

En la nota oficial, Nicaragua recordó a España «sus graves temas pendientes, que vienen desde la década de los 80, cuando su entonces presidente «socialista», Don Felipe González, creó los llamados Grupos Anti-terroristas de Liberación (GAL) que mancharon para siempre a España con responsabilidad sobre crímenes de lesa humanidad, nunca investigados o juzgados».

«Recordamos al Gobierno Español que la verdad no puede ocultarse, ni prescribe, a pesar de la desfachatez con la que pretenden presentarse ante el mundo como impolutos, despercudidos, impecables, muy correctos, y exigentes con quienes consideran inferiores, imperfectos, incorrectos y, todavía bajo su ya, por gracia y luchas, inexistente e imaginario, imperio colonial», continuó.

Nota no escatimó en insultos

Para Nicaragua, «todos estos crímenes de odio y lesa humanidad, que se califican como terrorismo de Estado, muestran el carácter inmoral de las instituciones españolas, que descaradamente se atreven a colocar coronas en sus desprestigiadas cabezas, pretendiendo ignorar la carga criminal de manipulación histórica de un Estado que persigue, encarcela, tortura y mata, sin ninguna autocrítica, arrepentimiento, justicia, o rectificación».

«Al Estado español, ese que orondamente critica, acusa y exige lo que ellos mismos no dan, la historia nunca les absolverá», agregó.

Managua indicó que «la infamia no puede ocultarse con bravuconerías, disfrazándose de jueces, que ni son, ni pueden ser, ni nadie ha convocado, porque carecen de autoridad moral, o respeto, ante tanta falacia, encubrimiento, mentiras, delitos, crímenes de odio y lesa humanidad, que no confiesan, pero que todo el mundo conoce, y condena».

«Ante tanta hipocresía y tanta desfachatez, rechazamos todas y cada una de las palabras contenidas en los incalificables, falsos y farsantes llamados de la Cancillería española», prosiguió.

Asimismo, desafió y retó «al Reino de España a asumir toda su responsabilidad verdadera en su feroz y brutal historia colonial y neocolonial, así como su fascismo encubierto como socialismo», y a «abrir las puertas, sin represión, o persecución, o violencia desmedida, a la libre decisión y votación sobre los estatus que cada país de ese, por hoy, Estado centralizado, demanda, reclama y exige».

«Mentecatos al fin»

Nicaragua dijo «que no somos, ni seremos, nunca más, territorios dominados por la codicia criminal de nadie» e invitó a España a la reflexión.

«Reflexionemos: Ante tanta prueba, ante tanta abundancia de verdades, ante ese Estado español que no ha tenido jamás la entereza de confesar sus culpas, cómo es posible que, mentecatos al fin, se atrevan a dar lecciones de democracia, cuando ni son, ni dan ejemplo, ni cumplen con la verdad y la justicia», anotó.

Naciones Unidas, Estados Unidos, la Unión Europea, Canadá, El Reino Unido y España se han sumado a las denuncias sobre la falta de credibilidad de los comicios en el país centroamericano.

jc (efe, 19 digital, La Prensa)

Artículo publicado originalmente el sitio web DW

Deja un comentario