Hermetismo envuelve el diálogo venezolano en México

Ni la delegación del gobierno ni la oposición de Venezuela dieron declaraciones en la primera jornada de negociaciones.

Por Deutsche Welle

La primera jornada del diálogo entre el gobierno chavista y la oposición venezolana transcurrió este sábado (14.08.2021) bajo un total hermetismo en la Ciudad de México, donde ninguna de las delegaciones ha informado sobre las negociaciones.

«Ni la delegación del gobierno de Nicolás Maduro, encabezada por el presidente de la Asamblea Nacional, Jorge Rodríguez, ni la de la opositora Plataforma Unitaria Venezolana, representada por el abogado Gerardo Blyde, dieron declaraciones a los medios este sábado», informó en su portal web el caraqueño diario El Nacional.

Tras la inauguración del diálogo el viernes, con la firma de un memorando de entendimiento en el Museo Nacional de Antropología de la Ciudad de México, «las facciones venezolanas conversaron con discreción en un hotel de Paseo de la Reforma, la principal avenida de la capital mexicana”, añadió el rotativo.

Por su parte, el líder opositor venezolano Juan Guaidó agradeció este mismo sábado desde Caracas a «Estados Unidos, Canadá y la Unión Europea (UE) su apoyo al proceso de negociación iniciado ayer para lograr un acuerdo integral en Venezuela. Tenemos toda nuestra disposición para que el proceso permita una solución a la crisis y el rescate de nuestra democracia».

EE.UU., Canadá y la UE confiaron este sábado en que el nuevo diálogo entre el Gobierno y la oposición venezolana produzca «acuerdos duraderos», y recordaron que están dispuestos a revisar sus sanciones a Caracas si hay «avances significativos» en las negociaciones.

En un comunicado conjunto, el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken; el alto representante de la UE para la Política Exterior, Josep Borrell; y el ministro de Asuntos Exteriores de Canadá, Marc Garneau; dieron la bienvenida a las negociaciones.

«Urgimos a todas las partes a implicarse (en el diálogo) de buena fe para alcanzar acuerdos duraderos que conduzcan a una solución exhaustiva a la crisis venezolana», indicaron los tres diplomáticos.


Confiaron en que el proceso permita «restaurar las instituciones democráticas del país» y conseguir que «todos los venezolanos puedan expresarse políticamente mediante elecciones libres y justas» a nivel «local, parlamentario y presidencial».

Además, reiteraron su «voluntad de revisar» sus respectivas «políticas de sanciones» a Venezuela «si el régimen (del presidente venezolano, Nicolás Maduro) hace avances significativos en las conversaciones anunciadas».

Borrell, Blinken y Garneau ya habían anunciado, en otro comunicado conjunto el pasado junio, esa posibilidad de iniciar un levantamiento de sanciones a Caracas en caso de que se produjera «un avance significativo en una negociación global» que reparara «las instituciones del país» y permitiera elecciones libres.

jc (efe, afp, El Nacional, Diario de México)

  • Este artículo fue publicado originalmente en el sitio  web de DW

Deja un comentario