Nicaragua descarta invitar a observadores de la OEA a las próximas elecciones

Texto y fotos: VOA Noticias

Denis Moncada Colindres, ministro de Relaciones Exteriores de Nicaragua.

Nicaragua no quiere que observadores de la Organización de los Estados Americanos (OEA), de la cual forma parte, participen en las elecciones del 7 de noviembre, afirmó Denis Moncada Colindres, ministro de Relaciones Exteriores del país centroamericano.

“Debo decirle claramente, la posición de nuestro Gobierno es no invitar a la OEA después de su participación en un golpe de Estado en Bolivia”, dijo Moncada en entrevista con la Agencia Anadolu, durante una visita oficial a Turquía, en referencia a los reportes que ponían en duda el trabajo del organismo regional al evaluar los comicios bolivianos de 2019.

Según el ministro, las autoridades electorales nicaragüenses ya se encuentran trabajando en las invitaciones que se dirigirán a personalidades expertas en materia electoral de diferentes países. Además, señaló que el proceso electoral se apega a lo que exige la Constitución Política de Nicaragua y las leyes electorales.

Te recomendamos leer: Ni acreditación ni seguridad a reporteros: trabas para cubrir elecciones de Nicaragua

El proceso “contará con la libre participación de los partidos políticos legalmente constituidos, que tienen personalidad jurídica y que están participando de forma individual o en alianza”, dijo.

Durante la entrevista, Moncada hizo especial énfasis en que, previo a las elecciones, Nicaragua vive en un estado de paz y denunció que medios de comunicación internacionales, “especialmente aquellos que están bajo la influencia de Estados Unidos y algunos países europeos”, quieren hacer creer los contrario.

Las declaraciones del funcionario nicaragüense se dan en medio de severos señalamientos de organismos internacionales de que la administración de Ortega llevará a cabo una «elecciones falsas» para mantenerse en el poder y de una convocatoria de la Coalición Nacional de Nicaragua para que los nicaragüenses fuera del país marchen «en todo el mundo» el 7 de noviembre próximo, en rechazo a las elecciones generales.

También puede interesarte: Diáspora nicaragüense en Europa, pide no reconocer un gobierno de Ortega tras las elecciones

A inicios de semana, el jefe de política exterior de la Unión Europea, Josep Borrell, tras una reunión de ministros de la UE que discutió la situación en el país centroamericano, comentó que «en Nicaragua la represión y la deriva autoritaria es más que una preocupación, es inaceptable».

Borrell, acusó a Ortega y a su esposa, Rosario Murillo, -quien ocupa el cargo de vicepresidente- de haber «eliminado a la oposición política» encarcelando a los rivales, «asegurando así su victoria en las urnas».

El gobierno de Ortega ha encarcelado a 37 figuras de la oposición, incluidas siete que buscaban postularse para la presidencia, acusándolas de «traición» o lavado de dinero.

Ortega, de 75 años, busca un cuarto mandato consecutivo en la votación de noviembre y su esposa vuelve a ser su compañero de fórmula. Se enfrentarán a candidatos de cinco partidos de derecha poco conocidos, los únicos certificados para participar por el organismo electoral del gobierno.

Deja un comentario