FAO: precios de los alimentos es el más alto en años

Un reporte de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, siglas en inglés), indica que los precios de los alimentos alcanzaron su nivel más alto desde 2011.

La FAO, efectúa un monitoreo mensual al costo internacional de la canasta de alimentos. De acuerdo al análisis, durante octubre los precios incrementaron en promedio 133,2 puntos, un 3% más que en septiembre, y siguió su tendencia al alza por tercer mes consecutivo.

Dicho incremento fue impulsado por el alza en el precio mundial del trigo, calculado enun 5%, en un contexto de escasez de las reservas mundiales debido a la disminución de las cosechas en los principales países exportadores, como Canadá, Rusia y los Estados Unidos de América.

El del trigo no fue el único precio que creció ya que los precios internacionales del resto de cereales importantes también aumentaron de mes a mes.

«El índice de precios de los aceites vegetales de la FAO subió un 9,6 % en octubre, alcanzando un máximo histórico. El incremento se debió al fortalecimiento de las cotizaciones de los aceites de palma, soja, girasol y colza. Los precios del aceite de palma subieron en octubre por cuarto mes consecutivo, principalmente por la persistente preocupación acerca de una producción moderada en Malasia a raíz de la continua escasez de mano de obra migrante», señala una nota de prensa de la FAO.

Incremento en otros productos

La FAO agrega que  los productos lácteos de la FAO subió 2,6 puntos desde septiembre, impulsado por una demanda mundial de importaciones de mantequilla, leche desnatada en polvo y leche entera en polvo en general más firme como resultado de los esfuerzos de los compradores por obtener suministros para acumular reservas.

El índice de la carne de la FAO descendió un 0,7 % respecto de su valor revisado de septiembre, lo cual supone la tercera disminución mensual.

Mientras que el azúcar de la FAO registró una caída del 1,8 % desde septiembre, lo que representa el primer descenso tras seis meses consecutivos de aumentos. El descenso obedeció principalmente a la escasa demanda mundial de importaciones y a las perspectivas de abundantes suministros exportables en la India y Tailandia, así como al debilitamiento del real brasileño frente al dólar de los EE.UU

Deja un comentario