Nicaragua olvidó sus penas por un día y celebró su tradicional «Gritería»

Redacción Voa Noticias

Celebración de "La Gritería" en la Catedral de León, Nicaragua, el 7 de diciembre de 2021. Foto VOA.
Celebración de «La Gritería» en la Catedral de León, Nicaragua, el 7 de diciembre de 2021. Foto VOA.

 

 

Los nicaragüenses celebraron el martes una de sus tradiciones más importantes, a pesar de la crisis sociopolítica y el temor por la nueva variante ómicron del coronavirus que ya se reporta en varios países de América Latina.

Se trata de “La Gritería”, una fiesta religiosa que nació en la ciudad de León en 1857 en honor a la Inmaculada Concepción de María.

A las 6 de la tarde de cada 7 de diciembre, los nicaragüenses esperan el grito de: “¿Quién causa tanta alegría?” que hace la Iglesia Católica, para responder: “La Concepción de María”, y así iniciar la tradicional “Gritería”.

Los católicos tienen listos los altares en sus hogares con una réplica de la Inmaculada Concepción de María, mientras creyentes y no creyentes se alistan para cantarle a la imagen.

Es costumbre también hacer recorridos en grupo por los altares. A cambio de sus cánticos reciben golosinas, frutas, bebidas y comidas tradicionales. Este el segundo año en que los nicaragüenses celebraron la tradición en pandemia, y se les vio protegidos con mascarillas, alcohol gel y esforzándose para mantener el distanciamiento social.

Monseñor René Sócrates Sándigo, obispo de la diócesis de León y Chinandega, en el occidente de Nicaragua, dio por iniciada “La Gritería” y aprovechó el momento para insistir en la necesidad de un diálogo político entre el Gobierno de Daniel Ortega y la oposición.

“Es el único camino para encontrar soluciones a las dificultades”, dijo en una entrevista con la Voz de América.

Sándigo, quien es uno de los miembros de la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) explicó que “la iglesia siempre estará, no solamente de acuerdo con el diálogo, sino que fomentándolo. De hecho, todos los que nos movemos en ella hemos participado en pequeños diálogos, en medianos diálogos y hasta en grandes diálogos”.

Fuegos artificiales y una procesión en la celebración de "La Gritería" en León, Nicaragua, el 7 de diciembre de 2021. Foto VOA.
Fuegos artificiales y una procesión en la celebración de «La Gritería» en León, Nicaragua, el 7 de diciembre de 2021. Foto VOA.

Aunque el país centroamericano vive su peor crisis política de los últimos 30 años, no ha impedido a los nicaragüenses celebrar su “Gritería”. El estudiante universitario Harry Fernández dijo que por primera vez estuvo en la ciudad de León.

“El fervor mariano en Nicaragua nunca va a terminar. Año con año la gente se va sumando y es bonito saber que a los nicaragüenses desde pequeños siempre te van inculcando esta tradición de La Gritería”, dijo a VOA, mientras disfrutaba de los bailes tradicionales y los juegos pirotécnicos lanzados desde la Catedral de León.

Para Ismara Guerrero García, otra estudiante universitaria de León “además de ser una tradición, como católicos sabemos que es una gran celebración”.

“Como resido acá, creo que no podría perderme este gran evento. Por la pandemia el año pasado la celebración se sintió menos, pero estamos con más fervor y un poquito menos de miedo. Aquí andamos con mascarillas todos”, añadió.

En el barrio Sutiaba, uno de los más grandes de León, la familia Arias Altamirano regaló más de 2.500 platos de “vigorón”, una comida típica, la cual acompañaron con un igual número de refrescos de “chicha”, una bebida tradicional a base de maíz muy saboreada por los nicaragüenses.

“Es una tradición heredada de mi abuelita y que ella heredó de sus antepasados. El brindis o la gorra que hoy estamos dando es porque queremos compartir más de lo que tenemos”, dijo José Ramón Altamirano a la VOA.

Por su parte, la familia presidencial celebró “La Gritería” de forma privada en su residencia del reparto El Carmen, en el centro de Managua, según informaron medios oficialistas.

 

Deja un comentario