Centro para atención de animales: esperanza para las especies en el caribe norte nicaragüense

Haber encontrado una hembra de mono congo con una herida en la cabeza podría haber significado la muerte del animal.

Pero no fue así que un grupo de mineros artesanales de la comunidad de San Antonio, caribe norte de Nicaragua, decidieron trasladarla al Centro de paso de animales ubicado en el Complejo Wastuna, creado por la empresa minera HEMCO.

Las instalaciones fueron acondicionadas como alternativa para la vida silvestre de la zona de amortiguamiento de Bosawas, que se vio desplazada de su hábitat luego de los huracanes Eta e Iota en noviembre 2020.

“Esta mona es una de las especies que hemos recibido en el centro de paso de animales. Cuando los mineros artesanales la trajeron, tenía una herida abierta en la cabeza y aquí la curamos y atendimos con ayuda de una veterinaria. Le dimos seguimiento por un mes hasta que se recuperó totalmente y la liberamos para que se reuniera con una manada de monos congos de la zona”, explicó Issel del Carmen Solorzano, veterinaria responsable de fauna de la empresa minera.

Impacto positivo

Desde su creación el Centro de paso de Animales ha albergado a más de 130 especies, con una tasa de sobrevivencia del 90 %.

“Realmente los animales que hemos perdido fueron porque se encontraban muy mal y no podía hacerse mucho”, comentó la veterinaria.

Cada animal rescatado es trasladado al Complejo Wastuna, donde se ubica el centro de refugio. Allí, es atendido por un médico veterinario y se le alberga hasta su recuperación para luego ser liberado en un lugar seguro.

El centro cuenta con un veterinario y tiene capacidad para albergar a 15 animales. Además, reciben apoyo operativo del equipo de desarrollo forestal y miembros de la cooperativa COOPSAMWAS.

Uno de los animales que ha sido atendido en el Centro de cuidados creado por Hemco. Foto: cortesía.

La iniciativa privada es también respaldada por las autoridades gubernamentales de Nicaragua.

El rescate de la fauna local, forma parte del Programa Héroes ambientales que impulsa HEMCO entre sus colaboradores y la población de Bonanza, quienes reportan algún animal en peligro para ser rescatado y llevarlo al refugio.

Durante 2021, la empresa minera reconoció la labor de 67 personas de las comunidades, quienes con su trabajo contribuyeron al cuidado y rescate de la fauna silvestre.

“Sin duda esta iniciativa ha sido un ejemplo para todos, ya que ensalza el espíritu de los colaboradores de HEMCO quienes se han sumado al rescate de forma voluntaria. La gente nos llama, nos consulta, llevan a los animales a la oficina y eso nos emociona y nos motiva a seguir con esta labor”, comentó Diana Sernaitis, Superintendente de Gestión Ambiental de HEMCO.

Deja un comentario