OPS pide precaución durante las fiestas navideñas y promueve acceso a más vacunas

Redacción VOA

La directora de la Organización Panamericana de la Salud, Carissa Etienne.
La directora de la Organización Panamericana de la Salud, Carissa Etienne.

 

 

El acceso a las vacunas continúa siendo un problema “preocupante” para muchos países de América Latina, según alertan desde la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Por eso, su directora, Carissa Etienne, insistió en la necesidad de abordar un plan conjunto con organismos públicos y privados para agilizar la distribución de las vacunas, especialmente en aquellos lugares donde el acceso es mucho más difícil.

El difícil acceso a las vacunas en las Américas

“Hay millones de personas en nuestra región que aún no han recibido una sola dosis. La inequidad en torno a las vacunas continúa dividiendo a nuestra región y si no abordamos estas brechas evidentes, no lograremos controlar este virus”, dijo Etienne durante su intervención para analizar la situación de la crisis sanitaria en la región de las Américas.

En ese sentido, recordó que “los países deben tener en cuenta las recomendaciones de la OMS, los comités de expertos, los científicos y los reguladores, cuyo trabajo es revisar minuciosamente la seguridad y eficacia de los medicamentos, y recomendar cuándo, dónde y cómo desplegarlos”.

Pero el mayor problema es la dificultad que tienen muchas naciones, especialmente las más vulnerables, para asegurar las vacunas para su población, ya que, en la mayoría de los casos, no se cuentan con los recursos necesarios para adquirir los medicamentos.

Es por eso que Etienne insistió en la “importancia de ampliar la capacidad de producción regional, para que los países no sigan dependiendo de la importación de productos farmacéuticos”.

“(La región) cuenta con experiencia técnica, y con una capacidad de producción bien establecida, una sólida infraestructura regulatoria y un mecanismo efectivo de compras mancomunadas, nuestro Fondo Estratégico, que si lo aprovechamos bien puede ayudarnos a acelerar el acceso a las tecnologías contra la Covid-19”, expuso la máxima representante.

Un plan conjunto para aplacar el virus

La clave, asegura, es que la región siga “trabajando unida” con el objetivo de aplacar la curva de contagios y poner fin a la pandemia. En opinión de Etienne, ya se ha evidenciado que “la colaboración efectiva entre los países” ha permitido el desarrollo de vacunas “en un tiempo récord, detectar rápidamente las variantes y ajustar la respuesta de los países en función de la evidencia más reciente disponible”.

“Cada vez que trabajamos juntos logramos nuevos avances”, manifestó.

Con todo, desde la OPS también instan a los gobiernos de la región a emplear “todos los recursos disponibles para controlar el virus”, ya sea con la administración de las vacunas, con las mascarillas, el distanciamiento físico o con el monitoreo continúo de los contagios, hospitalizaciones y muertes.

No hay que bajar la guardia

Estas son las mismas recomendaciones que se han ido divulgando desde que empezó la pandemia, ahora hace casi dos años. Sin embargo, el escenario ha cambiado en tanto que la mayoría de los gobiernos han relajado las restricciones, han permitido los viajes y las reuniones.

“Sin duda, se ha demostrado que las recomendaciones del uso de tapabocas son efectivas. Por eso, ahora más que nunca, además de la vacunas, se deberían seguir utilizando las mascarillas, especialmente ahora que nos vamos a reunir con nuestros seres queridos”, explicaba el Dr. Carlos Rivero, experto epidemiólogo consultado por la Voz de América.

Las fiestas navideñas

La llegada de las fiestas de fin de año, con muchos que aprovecharán para reunirse con sus familiares, puede agravar el número de contagios y muertes. La situación también es “preocupante” tras la aparición de la variante ómicron, que está resultando mucho más contagiosa.

La pandemia en la región: los números

Según datos oficiales, la semana pasada se notificaron más de 925.000 nuevos casos de coronavirus en la región de las Américas, lo que supone “un aumento del 18,4 por ciento con respecto a las semanas anteriores”.

“El número de casos está aumentando nuevamente en Estados Unidos y Canadá, a la vez que sigue disminuyendo en México. En Centroamérica, el número de casos también ha disminuido, excepto en Panamá”, informan desde la OPS.

Ecuador, Paraguay y Uruguay también ha registrado un aumento de casos. Brasil y Perú se ha estabilizado, y Bolivia, por primera vez desde septiembre, ha visto cómo sus contagios han disminuido.

 

Deja un comentario