Guatemala impone estado de sitio en comunidad tras masacre

Deustche Welle
Guatemala Opfer in Santa Catarina Ixtahuacan

 

 

El gobierno de Guatemala impuso el lunes el estado de sitio en dos comunidades indígenas tras una masacre perpetrada el fin de semana y que dejó 13 muertos.

Once de las 13 víctimas ultimadas en el marco de un añejo conflicto por tierras fueron enterradas en Santa Catarina Ixtahuacán, tras un corte de ruta de 10 horas por parte de esa comunidad maya en reclamo de justicia.

La medida también fue para reclamar al gobierno que ponga fin al conflicto territorial de más de 100 años entre la mencionada comunidad y la vecina Nahualá, también maya, a la que acusan de la masacre.

Antes del sepelio de las 11 víctimas (otras dos ya habían sido enterradas), los manifestantes y familiares velaron a sus muertos en la carretera, donde varios féretros fueron colocados en hilera, en medio de un altar con flores, velas, humo de incienso y fotografías de los 13 niños, mujeres y ancianos asesinados.

En respuesta, el presidente Alejandro Giammattei anunció el «estado de Sitio (…) en ambos municipios con el fin de instaurar el orden e impedir nuevos incidentes de violencia.»

Este lunes, tras la entrega de los cuerpos en la morgue de la ciudad cercana de Quetzaltenango, se confirmó el deceso de tres menores que eran hermanos. Sus padres también fueron asesinados.

Giammattei afirmó que el ataque «no es producto de un conflicto ancestral de tierras», sino que fue perpetrado por «un grupo ilegal armado y organizado».

Prometió asimismo que las fuerzas del orden «perseguirán a los responsables del ataque hasta detenerlos y consignarlos ante la justicia».

«El límite territorial municipal, ésa es la solución. Porque solo acuerdos no, señor presidente, tiene que ser el límite territorial de ambos pueblos y así va a existir paz y tranquilidad», pidió Sabino Tambriz (40), concejal de la municipalidad de Santa Catarina Ixtahuacán.

Deja un comentario