Daniel Ortega comienza su cuarto mandato rodeado de pocos aliados

Redacción VOA Noticias

El presidente de la Asamblea Nacional de Nicaragua, Gustavo Porras, y el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, se dan la mano junto a la vicepresidenta Rosario Murillo, durante la inauguración del cuarto mandato consecutivo de Ortega, en Managua, Nicaragua, el 10 de enero de 20

 

 

El mandatario nicaragüense Daniel Ortega finalmente tomó posesión este lunes de su cuarto mandato consecutivo, junto a su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, en un acto de juramentación al que asistieron únicamente tres presidentes de la región: Miguel Díaz Canel, de Cuba, Nicolás Maduro de Venezuela y Juan Orlando Hernández de Honduras.

La dupla Ortega-Murillo fue juramentada por cinco años más en un acto criticado por la comunidad internacional que tildó los comicios como “ilegítimos” por el encarcelamiento de decenas de opositores, incluidos siete precandidatos presidenciales arrestados previo a las elecciones del pasado 7 de noviembre.

A vísperas del evento, la Unión Europea y Estados Unidos emitieron una retahíla de sanciones contra funcionarios del Consejo Supremo Electoral, incluida su presidenta Brenda Rocha, así como miembros del Ejército e instituciones del Estado, como la Policía Nacional y el Instituto de Telecomunicaciones (Telcoro).

Ortega respondió ante esto tildando a la Unión Europea de «colonialistas, criminales y esclavistas» en su discurso, tras tomar posesión, mientras que a Washington le recriminó las detenciones de manifestantes que formaron parte de la turba que asaltó el Capitolio de Estados Unidos en 2021 y el bloqueo que mantiene por décadas a Cuba.

“Ahí [en Estados Unidos] son 700 presos políticos, ¿qué esperan para ponernos en libertad? ahí están duros contra ellos. Ah, mientras por otro lado lanzan actividades terroristas, las organizan contra países hermanos”, dijo Ortega.

Además, recriminó la ausencia de Washington y de los países de la UE en la toma de posesión y felicitó a Juan Orlando Hernández, de Honduras, “por tener el coraje de estar presente”.

Ortega también fue arropado en el evento por el enviado especial de China, Cao Jianming, quien es también primer vicepresidente del Comité Permanente de la Asamblea Popular Nacional.

De igual forma estuvieron los exmandatarios -y prófugos de la justicia salvadoreña- Salvador Sánchez Cerén y Mauricio Funes.

Asimismo, asistieron delegaciones de Rusia, India, Vietnam Bielorrusia, Bolivia, entre otros.

Daniel Ortega ha sido presidente de Nicaragua en cinco décadas diferentes. Su primer mandato se dio tras el triunfo de la Revolución Sandinista en la década de los 80; posteriormente retornó al poder en 2007 y se mantiene a la actualidad.

Después de asumir este 10 de enero un nuevo mandato y de concluirlo en 2027, Ortega habrá cumplido 29 años en el poder, convirtiéndose en uno de los presidentes con más tiempo gobernando una nación y solo siendo superado por Rafael Trujillo, de República Dominicana; Porfirio Díaz, de México; Alfredo Stroessner, de Paraguay y Fidel Castro, de Cuba.

“Es un día muy triste. Es realmente lamentable que en el siglo XXI estén pasando cosas tan anti-democráticas y trágicas como las que están pasando en Nicaragua. Yo creo que la comunidad internacional, salvo algunos casos como Venezuela, están mirando hoy con bastante tristeza, preocupación. Es un régimen totalmente dictatorial, es un Estado policial que no tiene ya ninguna indicación de ser un sistema democrático y ha sido borrado cualquier representación democrática que existía antes. Es un día muy triste y trágico”, dijo recientemente a la VOA Michael Shifter, director del centro de estudios Diálogo Interamericano, con sede en Washington.

Deja un comentario