Banco Mundial: Nicaragua crecerá 3% durante 2022

Un informe del Banco Mundial (BM) señala que la economía de Nicaragua tendrá un crecimiento de 3% durante 2022; mientras que en 2023 la proyección disminuye todavía más al calcularlo en 2.5%.

El texto denominado “Informe de perspectivas mundiales”, explica que la economía mundial comenzará este año una desaceleración debido al impacto de la pandemia del coronavirus.

“Tras el repunte económico en 2021, cuando la producción incrementó 5.5%, el crecimiento global está previsto a ser menor, en 2022 se prevé que sea de 4.1%, y en 2023 el crecimiento será menor al ubicarse en 3.2%, debido a que la demanda disminuirá al igual que lo harán los apoyos fiscales y monetarios en todo el mundo”, señala el reporte del BM.

Te recomendamos: Envío de remesas a Nicaragua incrementan 16.4% hasta noviembre

Nicaragua y sus pares centroamericanos

Al revisar los números proyectados para el resto del istmo centroamericano, el crecimiento que el BM calcula para Nicaragua es el más modesto; superado inclusive por Belice, el cual fue establecido para este año en 4% de crecimiento.

El crecimiento de Nicaragua para este año es también superado por El Salvador (4%), Guatemala  (3.9) y Costa Rica (3.5%).

Por encima de la media se ubican Honduras y Panamá, para los cuales el BM calcula crecimientos para este año de 4.4 y 7.8% respectivamente.

Según estimaciones del Banco Central de Nicaragua, para este año se calcula un crecimiento económico de entre 3.5 y 4.5%.

Análisis del BM

El documento alerta que las perspectivas de crecimiento serán todavía más complicadas para las economías emergentes, ya que su recuperación podría ralentizarse ya que Estados Unidos y China principales motores económicos del orbe podrían reducir sus demandas de materias primas.

La entidad multilateral establece que tanto Europa, como Asia Central serán las regiones del mundo que se aproximan a los niveles de crecimiento económico que registraban previo al inicio de la pandemia.

Además el BM considera que la recuperación económica será más difícil de lograr que en el pasado.

Asimismo, la entidad precisa que factores como el cambio climático, puede incidir en la inestabilidad en los precios de materias primas y productos básicos; también las tensiones sociales podrían agudizarse como resultado del incremento de la desigualdad.

El documento oficial agrega que sus proyecciones podrían inclusive empeorar, si es que acaso se llegara a dar un resurgimiento de la pandemia, afectaciones a la cadena de suministros comerciales,  incremento exponencial de la inflación, estrés financiero y la ocurrencia de desastres climáticos.

La proyección del BM para América Latina y el Caribe establece que en 2022 el crecimiento se desacelerará a 2.6%, y en 2023 será de 2.7%, tras registrar 6.7% en 2021.

La entidad financiera estima que el proceso de recuperación económica hacia los niveles que existían previo a la pandemia será desigual en la región y se prolongará más en algunos países.

 

Deja un comentario