negocio online

Embarazada sobrevive al covid tras una atención oportuna del equipo médico multidisciplinario del Hospital Vivian Pellas

La historia continua. El Hospital Vivian Pellas rinde tributo y agradecimiento a los médicos y personal clínico que fueron parte de este milagro.

Equipo médico del HVP

Cuando se lucha contra una enfermedad como la covid, los héroes no llevan capa. Van vestidos de blanco y armados con sus conocimientos, equipos de punta y la determinación de ganar la batalla. Luchan sin tregua junto al paciente y cuando este sale del hospital en buenas condiciones deja en el personal médico involucrado una sensación de inmensa satisfacción, la satisfacción del deber cumplido, de haber salvado una vida. Es el caso de Jennifer Gaitán, quien llegó al Hospital Vivian Pellas con covid y solo 28 semanas de embarazo, en donde el personal médico salvó no una, sino tres vidas.

El caso fue excepcional porque, a pesar de su complejidad, se logró salvar las tres vidas; el logro de todo un equipo médico, conformado por los doctores de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), Carlos Hernández, Adán López y Álvaro Chamorro. También participó el cardiólogo Ariel Argüello, el infectólogo Guillermo Porras, el ginecólogo-materno fetal, Yader Palma; el ginecólogo-oncólogo Iván Romero y la anestesióloga Ana Cecilia Kuan.

También se contó con la gran labor del equipo de enfermeras de Neonato y Maternidad, así como los médicos Fernando Mora, coordinador del área de Neonatología y la doctora Nora María Kuan, pediatra neonatóloga, quienes se encargaron del cuidado de las bebés.

El doctor Romero recuerda que cuando recibió una llamada informándole que había ingresado una paciente embarazada de gemelas y que tenía covid-19, no pensó que el cuadro podía ser tan complejo, “pero en menos de 12 horas se complicó”.

Los médicos suponen que la variante de covid que en esa época estaba afectando a las embarazadas era la delta. “La pandemia estaba afectando mayormente a mujeres embarazadas y lamentablemente estaban falleciendo y eso como médico a uno lo pone en alerta”, comentó el jefe de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), doctor Álvaro Chamorro.

“Fue un caso de mucho reto y sobre todo de mucho trabajo en equipo. Afortunadamente se hizo un buen equipo, que es como trabajamos normalmente acá”, comentó el doctor Chamorro. “Cada uno de los especialistas hacíamos una parte para garantizar que la paciente tuviera los mejores resultados”, agregó el doctor Romero.

“De parte del equipo era dar lo mejor de sí para salvar a una familia completa: la mamá, las dos bebés e inclusive el esposo. La intención era dar lo mejor, aportar un granito de arena para que esa familia saliera victoriosa”, afirmó el doctor Romero.

“Era súper importante tener a esas niñas y que esas niñas tuvieran a mamá en la casa. Era un caso duro en cualquier parte del mundo y gracias a Dios y a las condiciones nuestras, salió adelante”, comentó el doctor Chamorro.

Rápidas decisiones

Los doctores tuvieron que tomar decisiones en muy poco tiempo porque la salud de Jennifer Gaitán los ponía a prueba rápidamente. “La decisión obstétrica era mantener el embarazo hasta que fuera posible, la mayor cantidad de tiempo dentro de la mamá, esa era nuestra meta, pensando en la maduración pulmonar de las bebés, que ellas fueran capaces de respirar”, relató el ginecólogo Iván Romero.

Sin embargo, la situación no terminó luego del exitoso nacimiento de las bebés. El doctor Chamorro indicó que la mamá presentó una serie de complicaciones y urgía garantizar que esas niñas crecieran junto a su madre.

El equipo médico está muy orgulloso de haber salido victorioso de este difícil caso que trajo felicidad para toda la familia de las gemelas y mencionan que no hubiera sido posible sin todo el personal médico capacitado, las condiciones que presta el Hospital Vivian Pellas y la fe.

relaciones clientes