Tribunal salvadoreño ordena arresto de expresidente por asesinato de jesuitas durante guerra civil

Redacción Voz de América

Un joven sostiene un retrato del jesuita Ignacio Ellacuria antes de una procesión que conmemora el 28º aniversario del asesinato de seis sacerdotes jesuitas y dos empleados, que fueron ejecutados por las fuerzas militares durante la guerra civil en El Salvador. [Foto de archivo]
Un joven sostiene un retrato del jesuita Ignacio Ellacuria antes de una procesión que conmemora el 28º aniversario del asesinato de seis sacerdotes jesuitas y dos empleados, que fueron ejecutados por las fuerzas militares durante la guerra civil en El Salvador.

 

 

Un tribunal de El Salvador ordenó el viernes el arresto provisional del expresidente Alfredo Cristiani por su presunta participación en el encubrimiento del asesinato de seis sacerdotes jesuitas y dos miembros de su personal durante la guerra civil del país, en la década de 1980.

Los fiscales acusan al expresidente, que gobernó el país centroamericano entre 1989 y 1994, primero de no detener y luego de ayudar a encubrir el asesinato a manos de soldados de los sacerdotes, su ama de llaves y su hija en el campus de la Universidad Centroamericana de la madrugada del 16 de noviembre de 1989.

Estudiantes de la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas sostienen retratos de los seis sacerdotes jesuitas de España asesinados por el ejército salvadoreño durante la guerra civil en 1989, mientras participan en una ceremonia de homenaje. [Foto de archivo]

TAMBIÉN LEA

El Salvador vincula a 11 militares con matanza de jesuitas

La orden de arresto implica que Cristiani podría permanecer recluido durante al menos tres meses, dijo el tribunal de San Salvador.

Cristiani desestimó el cargo en una carta publicada en Twitter por su hija Claudia Cristiani.

“La Fiscalía, de mala fe y con claro desprecio por la verdad, me ha acusado públicamente de no hacer nada y de encubrir. La verdad es que nunca supe de los planes que tenían para cometer esos asesinatos”, escribió Cristiani en la carta.

El asesinato de los sacerdotes, cinco de los cuales eran españoles, y de las dos mujeres es una de las atrocidades más notorias de la guerra civil de El Salvador. Varios soldados de alto rango y retirados están siendo juzgados actualmente por el tribunal.

La guerra civil de 1980-1992 entre el ejército de El Salvador, respaldado por Estados Unidos, y las guerrillas marxistas dejó unos 75.000 muertos y 8.000 desaparecidos.

* Con información de Reuters.

 

Deja un comentario