Bukele pide al congreso salvadoreño decretar régimen de excepción

El mandatario salvadoreño Nayib Bukele solicitó la noche de este sábado que el  congreso de ese país decrete el régimen de excepción, justo en el momento en el que El Salvador experimenta una fuerte ola de violencia.

«Solicitó a la Asamblea Legislativa decretar hoy mismo régimen de excepción, de acuerdo al artículo 29 de la Constitución de la República», escribió Bukele en su cuenta de Twitter.

De acuerdo a reportes de medios salvadoreños, desde el pasado 25 de marzo los asesinatos por día han incrementado en el país.

El viernes se reportaron 14 crímenes, y este sábado 26 de marzo la información periodística daba cuenta de al menos 38 homicidios cometidos. Dicho número significaría la máxima cifra de asesinatos registrados en un solo día, desde el ascenso de Bukele al poder.

Sesionará esta noche

La petición de Bukele fue respaldada por Ernesto Castro, presidente del congreso salvadoreño, quien ha convocado a los diputados a una sesión de urgencia para las 11 de la noche de este sábado.

El político también hizo el anuncio desde su cuenta de Twitter.

Agregando en otro mensaje en la misma red social «estamos con usted, cuente con ello».

¿Qué dice la ley salvadoreña?

La Constitución salvadoreña, permite decretar el estado de excepción y suspender algunos derechos constitucionales «en caso de guerra, invasión del territorio, rebelión, sedición, catástrofe, epidemia u otra calamidad general o de graves perturbaciones del orden público».

Entre los derechos que se pueden suspender están: la posibilidad de entrar y salir del país, la libertad de expresión, la inviolabilidad de la correspondencia, no intervención de las telecomunicaciones sin una orden judicial.

 

Según datos oficiales, en El Salvador operan las pandillas Mara Salvatrucha y Barrio 18, y otras menos renombradas, aglutinan alrededor de 70.000 miembros, los cuales están ligados al tráfico de drogas, extorsiones, homicidios y otras actividades delictivas.

Las cifras gubernamentales indican que en 2021, El Salvador cerró con 1,140 homicidios, una tasa de 18 por cada 100.000 habitantes.

 

Deja un comentario