Los músicos de Nicaragua, en la mira de Ortega por sus críticas al régimen

Voa Noticias

La banda Monroy y Surmenage en un concierto en vivo. [Foto: Cortesía]

 

 

El gobierno dirigido por el presidente Daniel Ortega y su esposa Rosario Murillo ha puesto la mirada en los músicos, uno de los últimos eslabones de crítica que quedaban en pie en Nicaragua, donde permanecen detenidos estudiantes, intelectuales y opositores desde el año 2018.

Esta semana fueron detenidos varios de ellos en Nicaragua sin ninguna orden judicial que se conozca a la fecha. Aunque las autoridades no han brindado las razones del porqué, los activistas de ese gremio lo atribuyen a razones políticas.

Entre los detenidos se encuentran Josué Monroy, integrante de la Banda Monroy y Surmenage, también el productor musical Leonardo Canales, director de La Antesala, así como Xochilt Tapia y Salvador Espinoza, gerentes de Saxo Producciones.

Un policía custodia el Ministerio de Gobernación en junio de 2021 en Managua, Nicaragua. [Foto: VOA / Houston Castillo]

TAMBIÉN LEA

Allanamientos y detenciones en vísperas del cuarto aniversario de las protestas en Nicaragua

Según un reporte de los medios locales en Managua, durante una actividad reciente, uno de los grupos dijo en un acto público “que abril no se olvida”, en referencia al mes que iniciaron las protestas en Nicaragua en 2018.

“Es una muestra de que nada está normal. La intolerancia de la dictadura está a la luz del día. Están dispuestos a cualquier cosa, incluido matar. No soportan que derechos inalienables al ser humano se puedan manifestar, como el simple hecho de un artista que cante sus canciones, o que un artista gráfico muestre sus pinturas independientemente que sean a favor o en contra de ellos”, expresó a la Voz de América el compositor nicaragüense Mario Rocha, quien se encuentra exiliado en Costa Rica.

Según Rocha, los artistas han jugado un papel fundamental en Nicaragua y en vísperas de los cuatro años de las manifestaciones el gobierno no podía permitir que ellos generaran algún tipo de protesta en el país, donde se mantienen prohibidas las manifestaciones, algo que es visto por los analistas como la imposición de un “estado de excepción de facto”.

El cantante nicaraguense Mario Rocha. [Foto de archivo]
El cantante nicaraguense Mario Rocha. [Foto de archivo]

“Un artista es genuino, no puede ir en contra de la verdad y ellos (el gobierno) le tiene miedo a la verdad y el pueblo se ve representado en ese arte. Saben que un nuevo levantamiento será definitivo”, indica Rocha.

Aunque las detenciones ocurrieron el martes, hasta la fecha las autoridades correspondientes no comunican dónde están recluidos los músicos y los defensores de derechos humanos han encendido las alarmas al respecto. “Estamos hablando de desapariciones forzadas temporales. La legislación establece que la detención se da en casos específicos como lo es una orden judicial, pero estas son detenciones arbitrarias por encima de la Ley”, explica a la Voz de América el activista Juan Carlos Arce, del Colectivo Nicaragua Nunca Más.

Arce agrega que las autoridades están obligadas a informar dónde están detenidos los músicos y explicar la razón por la cual se les acusa. “Los músicos están detenidos desde el 4 de abril, se encuentran en desaparición forzada, es algo grave”.

Según el último informe del Departamento de Estado, a partir del 28 de mayo de 2021, la policía detuvo al menos a 40 miembros de la oposición y líderes de la sociedad civil utilizando un cambio en el código procesal penal implementado en febrero que permite un período de detención de hasta 90 días durante la investigación inicial del fiscal, antes de presentar cargos.

Policías antidisturbios de Nicaragua detienen a un manifestante en 2019. [Foto de archivo]

TAMBIÉN LEA

Comisión de la ONU investigará posibles violaciones de derechos humanos en Nicaragua

El informe señala que aunque técnicamente estaban bajo la custodia de la policía o las autoridades penitenciarias, los 40 líderes detenidos no tenían acceso a asesoría legal ni visitas familiares y las autoridades no revelaron la ubicación de estos detenidos.

Una guerra iniciada hace tiempo

Aunque las represalias contra los músicos jóvenes se intensificaron a cuatro años de las protestas, desde el retorno al poder de Ortega ha intentado acaparar a intelectuales, deportistas y artistas.

No obstante quienes no se pliegan al discurso oficial son objeto de persecución, como ocurrió con el cantautor nicaragüense Carlos Mejía Godoy, quien durante la revolución sandinista ocupó un papel clave.

Sin embargo Godoy tomó distancia del gobierno en 2018, por lo que en enero de 2021 fue promulgada por la Asamblea Nacional de Nicaragua una ley que establece que las canciones, documentos escritos, gráficos y audiovisuales relacionados con el general Sandino son patrimonio cultural de la nación.

El cantautor nicaragüense Carlos Mejía Godoy actuando durante las marchas antigubernamentales en Nicaragua. [Foto Cortesía]

TAMBIÉN LEA

Músicos nicaragüenses denuncian secuestro de sus canciones

Carlos Mejía Godoy, actual disidente del partido Frente Sandinista y exiliado en Costa Rica, tras las protestas en abril de 2018, había rechazado desde tiempo atrás que el gobierno utilizara sus obras musicales en actos políticos.

“Siguen usando y abusando de nuestras canciones y no solo de las nuestras, sino de las del grupo Pancasán, Guardabarranco, y de todos aquellos que nos oponemos a ser parte de su orfeón oficialista”, dijo en entrevista pasada a la VOA, Godoy.

 

Deja un comentario