Cancelarán la personería de 25 oenegés nicaragüenses

El diputado sandinista, Filiberto Rodríguez, introdujó en la Asamblea Nacional de Nicaragua una iniciativa para cancelar la personalidad jurídica de otras 25 oenegés del país.

La Fundación Luisa Mercado, ligada al escritor Sergio Ramírez, actualmente en el exilio, es uno de los organismos a cancelar.

Asimismo, la Asociación Comisión Permanente de Derechos Humanos, CPDH, será otra de las entidades afectadas.

También lo serán, la Asociación Nicaragüense de Ingenieros y Arquitectos, ANIA, y el Centro de Comunicación y Educación Popular, CANTERA; de igual forma será cancelada la Fundación Coen, ligada al empresario Piero Coen, quien dirige uno de los grupos económicos más fuertes del país.

Causas argumentadas

Entre las razones esgrimidas para cancelar estas oenegés son que han infringido las normas jurídicas sobre lavado de activos, registro ante el Ministerio de Gobernación como agentes extranjeros.

De igual forma, se menciona que no han reportado estados financieros en años anteriores, o que no cuentan con Junta Directiva vigente.

En marzo de este año, Rodríguez también pidió la cancelación de otras 25 oenegés del país.

Filiberto Rodríguez, diputado sandinista. Foto: Redes Sociales Asamblea Nacional.

Recomendamos: Cancelan personería jurídica a 25 oenegés nicaragüenses

Más de un centenar canceladas

Desde diciembre del año 2018, y marzo de 2022, la Asamblea Nacional, dominada por el oficialismo ha cancelado más de 140 oenegés nicaragüenses.

Entre las organizaciones canceladas hay asociaciones gremiales, varias que ejecutaban programas sociales y defensoras de derechos humanos.

La cancelación de las más de 140 oenegés, comenzó tras que en abril de 2018, iniciará una revuelta popular que exigía la renuncia del gobernante Daniel Ortega.

Esas protestas, que este miércoles 18 de abril cumplieron cuatro años, fueron reprimidas violentamente, cobrando la vida de al menos 355 personas, más de un millar heridas, centenares de arrestos y más de 100,000 nicaragüenses en el exilio.

El gobierno de Nicaragua calificó los acontecimientos como un «intento fallido de golpe de Estado», y señaló que el financiamiento para organizar actividades como las multitudinarias marchas, o la instalación de tranques viales a nivel nacional se canalizó a través de oenegés.

Deja un comentario