Encuentro de cancilleres de las Américas sienta bases para enfrentar la migración irregular

Voa Noticias

El secretario de Estado de los Estados Unidos, Antony Blinken, habla en el hotel Westin Playa Bonita Panamá durante la Conferencia Ministerial sobre Migración y Protección en la Ciudad de Panamá, Panamá, el 20 de abril de 2022.

 

En el último día de la Conferencia Ministerial sobre Migración y Protección, celebrada en Ciudad de Panamá, el secretario de Estado Anthony Blinken dijo que parte del compromiso asumido durante el encuentro fue “apoyar a los países que acogen migrantes y establecer rutas seguras de migración”.

El secretario, además, volvió a recalcar que la reunión tuvo como objetivo «sentar las bases para la próxima Cumbre de las Américas que se realizará el Los Ángeles, California, del 6 al 10 de junio.

«Podemos marcar una profunda diferencia en la vida de nuestros conciudadanos más vulnerables y en el futuro de nuestra región», aseguró.

TAMBIÉN LEA

EEUU busca en Panamá “la responsabilidad compartida” para enfrentar la inmigración irregular

Pese a que el tema que dominó el encuentro, donde participaron los ministerios de 22 países del continente, fue la búsqueda de mecanismos para reducir la migración irregular, también se abordaron temas como la lucha contra la corrupción y el estado de derecho en la región.

Blinken, acompañado por el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, afirmó que la “corrupción, la represión política y el cambio climático” son algunas de las causas “profundas” que fomentan la migración, e hizo un llamado a trabajar en ellas.

El Salvador, señalado

El secretario también se refirió a la situación que vive El Salvador bajo un estado de excepción propuesto por el presidente Nayib Bukele y el efecto negativo en los derechos humanos de la población.

«Podemos abordar la violencia y el crimen al mismo tiempo que protegemos los derechos civiles y las libertades fundamentales», dijo Blinken.

“El Salvador ha experimentado retrocesos en la gobernabilidad democrática, en la separación de poderes, el estado de derecho. Y esperamos que el presidente Bukele avance para abordar algunos de esos retrocesos”, agregó.

 

Por su parte la canciller de Panamá, Erika Mouynes, subrayó la importancia de que los países formulen propuestas para recibir el apoyo de otros gobiernos y de organismos multilaterales en aras también de reducir la migración irregular.

De acuerdo con la canciller panameña, la región necesitaba hablar «con una sola voz», incluso en las instituciones multilaterales para asegurar el financiamiento compartido. «Pasaremos esta dura prueba solo si trabajamos juntos en ella», apuntó.

Mayorkas, por su parte, afirmó que Estados Unidos también buscará retomar los acuerdos migratorios con Cuba que habían sido descontinuados, aunque no especificó cuáles.

Responsabilidad compartida

“La idea de la responsabilidad compartida fue un punto muy potente en la reunión de hoy”, dijo Blinken en la rueda de prensa ofrecida al final del encuentro.

El jefe de la diplomacia estadounidense, haciendo referencia a los compromisos alcanzados, dijo que es necesaria una ajustada coordinación entre todos los países implicados.

También dijo que es importante que esa conexión de estrategias no sea solo entre gobiernos sino “también entre las organizaciones internacionales, las instituciones financieras, la sociedad civil”, entre otras.

TAMBIÉN LEA

Bukele, Ortega y Giammattei: ¿Un «momento muy duro» para la democracia en Centroamérica?

Al hablar sobre la estrategia estadounidense, Bliken dijo que parte del plan es ir al origen de las causas de la inmigración irregular: “¿qué es lo que impulsa a personas a tomar la decisión de irse de su hogar, dejar a sus familias, irse de su país, dejar todo lo que conocen para hacer un viaje sumamente peligroso?”
Sin embargo, insistió, tal problemática hay que enfrentarla de manera “sostenible”.

Un plan regional

Mayorkas, en cambio, aseveró que el enfrentamiento a la inmigración irregular en los últimos dos años ha vuelto la tarea “más difícil y más urgente”, si se tiene en cuenta el impacto de la pandemia de coronavirus y las amenazas naturales que han azotado a la región.

También recalcó la necesidad de trabajar de conjunto. “Tenemos que pensar de forma regional cómo detener los flujos a través de las rutas ilegales”, insistió.

Mayorkas se refirió a la estrategia estadounidense como un plan de varios componentes, creando “rutas ordenadas y seguras para que la gente no tenga que arriesgar sus vidas”.

Los republicanos críticos del gobierno responsabilizan al presidente Joe Biden de las actuales cifras récord de detenciones de inmigrantes irregulares, principalmente en la frontera sur.

Sus argumentos apuntan a la decisión del mandatario de revertir las políticas que se implementaron en la era del expresidente Donald Trump, lo que habría alentado a las personas a venir al país.

Las cifras inmigrantes que fueron detenidos por la Patrulla Fronteriza en el pasado mes de marzo superaron a las de los veinte años anteriores, según datos de esa entidad federal. Al menos en 221.303 ocasiones la patrulla detuvo a inmigrantes en la frontera con México, esto significa un incremento del 34% respecto al mes anterior.

Con la colaboración de Luis Felipe Rojas, periodista VOA, desde Miami.

Deja un comentario