«Adiós Nicaragua mía»: El mensaje de un sacerdote crítico de Ortega forzado al exilio

VOA NOTICIAS

 

El sacerdote Uriel Vallejos era párroco de la iglesia Divina Misericordia de Sébaco. [Foto: VOA / Miguel Bravo]
El sacerdote Uriel Vallejos era párroco de la iglesia Divina Misericordia de Sébaco.

 

 

 

El sacerdote nicaragüense Uriel Vallejos, crítico de la administración del presidente Daniel Ortega, anunció este domingo su exilio en su cuenta de Twitter, en la que también escribió un emotivo mensaje en el que pidió la liberación de todos los religiosos detenidos en los últimos meses.

“¡Adiós Nicaragua mía! Me duele respirar en el país fachada”, escribió en sacerdote en Twitter, en donde aseguró que “las personas no se negocian”, en referencia a los presos políticos del país.

La salida abrupta de Vallejos, responsable de la iglesia Divina Misericordia, en Sébaco, se da luego de que agentes de la Policía Nacional rodearan la casa parroquial en donde se encontraba el pasado 1 de agosto, negándole la salida.

En ese entonces el gobierno había ordenado el cierre de varias emisoras católicas y la policía quiso incautarse de varios equipos de la radio en posesión de Vallejos forzando la entrada de una capilla en la ciudad.

Vallejos finalmente logró salir del lugar el 4 de agosto con destino a Managua, donde se encontraba temporalmente para salir del país.

TAMBIÉN LEA

¿Quién es el obispo Rolando Álvarez y por qué podría ser inminente su salida de Nicaragua?

Un sacerdote crítico

El religioso era una de las voces más críticas que quedaba en el país. En octubre de 2021, un mes antes de las elecciones presidenciales en donde Ortega resultó reelegido, el sacerdote catalogó como “farsa electoral” el proceso, luego de los arrestos a los principales candidatos presidenciales de oposición.

“Lo que habrá es una farsa electoral… hay muchos adeptos al sistema de gobierno y dicen que votarán, que lo harán como un simulacro, me lo han manifestado. Me dicen que viven en un tormento, que son chantajeados, amenazados”, adelantó el sacerdote en entrevista pasada con la Voz de Américaantes de los comicios.

De igual forma denunció que el gobierno de Ortega ha desatado “una persecución frontal contra la Iglesia católica”, pero sentenció “que no podrán callarlos”.

“Miremos a Nerón [emperador romano] y hoy solo están los escombros. Jesús se identifica con el pobre, esta persecución es un dolor, todos somos perseguidos, si tú te pones a predicar vas a ser cuestionado por los poderosos. No podemos callar”, sentenció Vallejos.

La salida del país del religioso se da días después de que la justicia nicaragüense, señalada de estar controlada por Ortega, condenara a 30 años de cárcel a un segundo sacerdote, el padre monseñor José Leonardo Urbina, a quien se acusó de supuestos delitos sexuales.

Anteriormente fue condenado el padre Manuel García, párroco de la iglesia Jesús Nazareno.

 

Deja un comentario