Francisco Mayorga presenta en el INCH su novela “Memorias de Somoza: una noche con la muerte”

Anastasio Somoza García, con su impecable uniforme militar, pasea a sus anchas por los enormes pasillos de la emblemática Casa Blanca, el símbolo del poder por  excelencia. Junto a su esposa se regodea en una de las amplias habitaciones del palacio presidencial estadounidense junto a su esposa y un tercer personaje inaudito para muchos, pero que realmente es la compañía eterna de cada ser humano.

El doctor Francisco Mayorga delineó este escenario con trazo firme y pincel fino para dar vida al argumento de su nueva novela “Memorias de Somoza: una noche con la muerte”.

El general Somoza había llegado a la Casa Blanca invitado por el presidente Franklin Delano Roosevelt, quien le rendiría un homenaje porque había logrado lo que los marinos no pudieron:  derrotar a Augusto C. Sandino, tras haberlo llamado con subterfugios para firmar la paz, por lo cual bajó a Managua y luego de la reunión lo asesinaron en una emboscada.

El doctor Mayorga comparte cómo el hilo argumentativo plantea que habían pasado varios años sin que Somoza García pudiera ser recibido en Washington, porque no era presidente legítimo. Lo cual fue posible hasta que el congreso de la república lo eligió mandatario durante 10 años, lo cual lo legitimó para que Estados Unidos le abriera las puertas de la Casa Blanca.

“La novela describe una conversación entre Somoza y doña Salvadora. Ellos hablan de lo que ocurrió ese día y de sus planes para el futuro”, comparte Mayorga, quien anota dos datos interesantes sobre su creación literaria: transcurre en una noche y  es narrada por la muerte.

La muerte entra en escena como un recurso cinematográfico y no se trata de un ente que solo merodea, sino que es más que un personaje, pues es quien pone en contexto al lector sobre todas las acciones de la trama.

Silente, como si no existiera, la muerte comparte la habitación con la pareja presidencial de Nicaragua y se dirige al lector que habrá mucha muerte por los planes y ambiciones del impecablemente vestido Somoza García.

“Memorias de Somoza: una noche con la muerte” es la segunda novela de una trilogía que por la pandemia no pudo publicar en Nicaragua, pero sí lo hizo estando en Bolivia, donde es rector de una universidad prestigiosa y además tiene amigos de los círculos intelectuales.

Entre ficción y la realidad

El doctor Mayorga define la obra como una novela histórica, un género que ha practicado en todas sus obras.

“El trabajo consiste en que la historia se compone de hechos, nombres, fechas, episodios muy señeros, sabemos hechos, que se casó con la Salvadora, que dio golpe de estado a su primo, asesinó a Sandino y que durante cinco décadas su familia gobernó y conocemos otros hechos, pero el trabajo del novelista en tiene dos dimensiones, una es producir una aproximación a la realidad llenando los vacíos que la historia no da, solo da el andamiaje y el novelista va llenando”, apunta.

En ese sentido, señala que la mayoría de nicaragüenses saben que Somoza García fue a Washington, porque hay fotos y declaraciones, que habló con el presidente de Estados Unidos, pero nadie sabe qué se dijeron.

“También es un  hecho que su esposa Salvadora habló con Eleanora, la primera dama de Estados Unidos, pero tampoco se conocen detalles de la plática. Yo pongo en escena cómo se sentía Somoza, cómo se sentía Salvadora. Dejo entrever cómo se sintió de ser invitado por el presidente estadounidense y ser el único mandatario de Latinoamérica que ha dormido en la Casa Blanca”, explicó.

Sin ambigüedades, el doctor Mayorga aclara que todo es imaginario, pero tiene cierto grado de proximidad a la realidad. I

“Recurro a la imaginación para meterme a la Casa Blanca, al dormitorio, y escucho las conversaciones, los puedo ver en la intimidad pero como  novelista busqué un pretexto o mejor dicho a alguien que me contara lo que pasó dentro y ese alguien es la muerte,  que es un personaje permanente en todos los momento y todos los rincones”,  prosiguió.

Por otro lado, podemos hablar de que la novela nos lleva a una especie de humanización de la muerte, pues  nos la presenta como un personaje que figura con muchas emociones y conocimiento.

La presentará esta tarde

Los escritores nicaragüenses Jorge Eduardo Arellano y Julio Valle Castillo serán los encargados de presentar esta obra, porque él los considera sus padrinos literarios,  además de sus maestros, tutores y mentores como novelista.

La presentación se llevará a cabo en el Instituto Nicaragüense de Cultura Hispánica, a las 5:00 de la tarde. La entrada es completamente gratis.

Deja un comentario