Prensa independiente en Nicaragua continúa resistiendo las agresiones del régimen, destaca informe de Voces del Sur

Voces del Sur registró 6 casos de violaciones a la libertad de prensa en noviembre, lo que sumó a más periodistas al exilio.

Prensa independiente en Nicaragua continúa resistiendo las agresiones del régimen, destaca informe de Voces del Sur

La red regional Voces del Sur presentó este lunes su informe correspondiente al mes de noviembre 2022, en el que documenta un total de seis casos de violaciones a la libertad de prensa, los cuales corresponden a agresiones y ataques, lo que sumó más periodistas al exilio.

Del total de seis alertas registradas, Voces del Sur detalló que estas recayeron en cinco comunicadores y un medio de comunicación (Radio Mi voz, de León). En uno de los casos un periodista fue víctima de amenazas en redes sociales, en dos oportunidades.

Los casos se registraron en los departamento de León (1), Jinotega (2), Managua (1) y en la Región Autónoma de la Costa Caribe Sur (2).

Captura de pantalla.

Según Voces del Sur, la RACCS “lamentablemente sigue punteando como una región donde hacer periodismo independiente cada día es más inseguro, principalmente para las mujeres”.

En su informe, Voces del Sur señaló que en noviembre al menos cuatro periodistas se vieron obligados al exilio, ante la dificultad que existe en el país para ejercer el oficio y el peligro que este implica.

El organismo indicó que tuvo el conocimiento de cinco denuncias de amenazas y asedio por parte de agentes policiales y paraestatales, producidas en el contexto del proceso de las votaciones municipales, pero que no fueron registradas a solicitud de las víctimas.

Decretos aprobados en Costa Rica limitan trabajo de periodistas y defensores de DD. HH.

Por otro lado, Voces del Sur señaló que el presidente Rodrigo Chaves sorprendió a defensores de derechos humanos, dentro y fuera de Costa Rica, luego que aprobara dos decretos en los que modifica las medidas y condiciones que hasta ese momento tenía este país en favor de los solicitantes de refugio.

Días antes de la aprobación de estos decretos, Chaves declaró que su país no podía recibir más migrantes económicos y que muchos de los que aducen ser perseguidos políticos llegaban para trabajar y se aprovechaban de las condiciones de los “refugiados legítimos”. A su vez insistió en que la comunidad internacional no le ha brindado el apoyo necesario para enfrentar esta crisis humanitaria, por lo que debía tomar medidas al respecto.

Las medidas aprobadas entraron en vigor el 1 de diciembre y destacan los siguientes aspectos:

1- Negativa para que los solicitantes de protección internacional puedan salir a un tercer país, en caso de hacerlo su expediente será archivado.

2- Los solicitantes de refugio no tendrán permisos laborales de forma inmediata sino que deberán seguir un procedimiento para conseguirlo.

3- Las personas que ya cuenten con un permiso laboral solo podrán renovarlo si están inscritos en la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS).

4- La solicitud de asilo político deberá ser presentada dentro de un mes natural, a partir del día de su ingreso al país.

“Estas nuevas disposiciones afectan tanto a periodistas como a activistas nicaragüenses quienes a pesar de estar en el exilio continúan trabajando y denunciando las arbitrariedades que ocurren en Nicaragua, con la restricción de salir del país se verán obligados a modificar la forma de denuncia”, indica Voces del Sur.