negocio online

En la Costa Caribe y Managua fue donde ocurrieron más femicidios durante el 2022

Solo en la capital de Nicaragua se registraron 15 femicidios. La organización Católicas por el Derecho a Decidir denuncia la falta de acceso a la justicia

femicidios, Nicaragua, Chinandega

Actualmente creer que la zona rural de Nicaragua es el lugar donde los hombres ejercen más violencia contra las mujeres es una teoría desfasada. Los 68 femicidios de nicaragüenses que ocurrieron durante el 2022 demuestran que la Costa Caribe y la capital de Nicaragua son los lugares donde se cometió el mayor número de crímenes. Sin olvidar que otros 11 se perpetraron en el extranjero.

Del total de femicidios, 15 ocurrieron en Managua, 11 en el Caribe Norte y 6 en el Caribe Sur, León y Matagalpa. Mientras que 11 ocurrieron en el exterior. Cuatro en Costa Rica y otros cuatro en Guatemala, dos en Panamá y uno en Estados Unidos, detalla el informe del Observatorio Voces de Católicas por el Derecho a Decidir (CDD).

La organización considera que este comportamiento refleja que la falta de seguridad en la zona donde habitan ha obligado a las mujeres indígenas y las que habitan en comunidades rurales a emigrar a otras zonas del país. La falta de seguridad es tan grave, al punto que, en ocasiones, no hay una estación policial cerca.

“Las mujeres del campo han migrado a la ciudad a buscar mejor vida, ya que no tienen acceso a trabajos remunerados, y el trabajo de campo es mal pagado. Y si es en la Costa (Caribe) existen lugares aledaños donde ni siquiera un policía existe para salvaguardar la vida de las mujeres”, expuso CDD.

Femicidios en el extranjero

La organización defensora de los derechos humanos de la mujer enfatizó que “la violencia machista está presente en todo el mundo”, y se mostró preocupada por los femicidios de nicaragüenses en el extranjero. Considera alarmante la situación porque esto podría incrementarse, tomando en cuenta la migración masiva. Además, solo en la primera quincena de enero de este año se contabilizan cinco muertes violentas de connacionales registradas fuera de Nicaragua.

“Las mujeres (que viven) en el extranjero están doblemente desprotegidas. Estamos ante una problemática de violencia que no para y que no tiene límites y que el Estado las desprotege tanto dentro como fuera del país”, agregó.

El último femicidio de conocimiento público, ocurrido en el extranjero y que trastornó a la comunidad nicaragüense, fue el de la joven Anggy Díaz de 21 años. Era originaria de El Viejo, Chinandega y su pareja la decapitó. El hecho ocurrió en el hogar que compartían en el condado de Waller, Texas, Estados Unidos, el 11 de enero.

Díaz, junto a otras seis nicaragüenses fueron asesinadas durante las primeras dos semanas de 2023. A dos las ultimaron en el territorio nacional, a tres en Costa Rica y a una en Guatemala.

El reflejo de la inseguridad

Todo este escenario “es un reflejo de la inseguridad ciudadana en las mujeres”, denunció la organización nacional, señalando que el hogar continúa siendo el lugar más inseguro, y las mismas parejas, exparejas, enamorados y familiares son los que han arrebatado la vida a estas 68 víctimas.

“El machismo demostró una vez más el odio, la misoginia en contra del cuerpo y la vida de la mujer, que además valoran (el cuerpo) como parte de su propiedad (del hombre)”, declaró el organismo.

Las 68 muertes violentas de estas mujeres dejaron a 66 niñas, niños y adolescentes en la orfandad.

En cuanto al acceso a la justicia, CDD informó que más de 20 casos siguen en la impunidad, 11 femicidas ya fueron condenados a cadena perpetua, cinco están en investigación y algunos están “en otros proceso”.

La organización denunció que posiblemente habrá procesos en que las autoridades cambien la tipificación (por ejemplo de femicidio a homicidio o suicidio), con el fin de “justificar la violencia machista”, “minimizar el problema” y “hacer creer que estamos en un país seguro”.

“Estamos ante una justicia cada día inalcanzable para las víctimas. Mientras continúe la impunidad, la gravedad de la problemática, que es la violencia, no va a parar ya que son mensajes que le da a esta cultura machista, que solo ha dejado tanto dolor y luto en la familia”, lamentó la organización.

relaciones clientes