negocio online

En 2022 murieron 321 migrantes en el mar Caribe intentando llegar a Estados Unidos

Organización Internacional para las Migraciones (OIM) documento 321 casos durante el 2022, pero admite que en las aguas del mar Caribe permanecen “innumerables restos mortales” sin rescatar y por tanto sin identificar

En 2022 murieron 321 migrantes en el mar Caribe intentando llegar a Estados Unidos

Durante el 2022 al menos 321 migrantes de Haití, Cuba, República Dominicana y Venezuela, desaparecieron o murieron en el mar Caribe y a más de la mitad todavía no los han podido identificar. La cifra registra un drástico incremento con respecto a las 180 desapariciones y muertes registradas en 2021. Además, es la más alta desde 2014, cuando el Proyecto Migrantes Desaparecidos, de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) comenzó a documentar estos casos.

La organización documentó 321 casos y admite que no son los únicos. Por testimonios que han recabado entre los sobrevivientes de los naufragios, saben que en las aguas del mar Caribe hay una gran cantidad de cuerpos sin recuperar y por tanto, sin identificar.

De los 321 muertos o desaparecidos durante el año pasado, 66 eran mujeres, 64 hombres y 28 adolescentes de ambos sexos. A la fecha, a 163 de los fallecidos no los han podido identificar. Además, del total, 80 eran de Haití, 69 de Cuba, 56 de República Dominicana y 25 de Venezuela.

Ahogados por usar embarcaciones precarias

“La causa principal de muerte fueron los ahogamientos provocados por las malas condiciones climáticas que dificultan la navegación. También, el uso de embarcaciones precarias, en malas condiciones o que no son aptas para la navegación en alta mar”, detalla el informe de la OIM.

“Más del 51 por ciento de las personas que perdieron la vida en rutas migratorias del Caribe el año pasado no han podido ser identificadas… Esto significa que cientos de familias no cuentan con información acerca del paradero de sus seres queridos”, dijo Patrice Quesada, coordinadora regional de la OIM para el Caribe.

Además de los 321 casos documentados, la OIM admite que “informes anecdóticos y testimonios recopilados de las mismas personas migrantes indican que en las aguas del mar Caribe permanecen innumerables restos mortales que no se han recuperado. Y por tanto, tampoco se han identificado”. Situación que deja en un doloroso limbo a las familias de estos migrantes desaparecidos.

Mayoría de naufragios ocurrieron en rutas hacia Estados Unidos

Según el informe, “una cantidad significativa de los incidentes registrados ocurrieron en las rutas que conducen a los Estados Unidos. Desde República Dominicana a Puerto Rico, desde Haití a República Dominicana y desde Venezuela a varias islas del Caribe”. 

La OIM llama a los países involucrados en estas rutas migratorias a optimizar la cooperación regional. Ya que eso permitirá garantizar la protección y seguridad de los migrantes, sin importar su condición migratoria.

Además, reiteró que la prevención de las muertes de los migrantes debe comenzar a través de “vías migratorias regulares, defendiendo el derecho de las familias a permanecer unidas y respondiendo a las necesidades de los migrantes que se encuentran en situación de vulnerabilidad”. 

relaciones clientes