Hospital Militar cobró servicios y cirugías no relacionadas al covid-19 con fondos para pandemia, revela primera auditoría

Primer informe de la auditoria a los recursos destinados a atender la covid-19 en Nicaragua, asegura que no encontró irregularidades graves ni indicios de corrupción. Pero hay compras irregulares y cifras que no terminan de cuadrar. Aquí los detalles

Hospital Militar cobró servicios y cirugías no relacionadas al covid-19 con fondos para pandemia, revela primera auditoría

En noviembre 2022 el régimen de Daniel Ortega publicó el informe de auditoria externa sobre el uso de los fondos para enfrentar la pandemia por covid-19, pero lo colgó en una zona poco visible del sitio web del Ministerio de Hacienda y Crédito Público (MHCP). Un ejemplo de “rendir cuentas sin mostrar”, o cómo al régimen no le interesa informar a los nicaragüenses sobre el uso de los recursos públicos. Los datos recién se conocieron hasta que el Fondo Monetario Internacional (FMI) los mencionó en su informe.

Al revisar a detalle los contratos, llama la atención que bajo el argumento de enfrentar la pandemia el régimen compró hasta lentes intraoculares, soluciones oftalmológicas y pruebas de embarazo. Sin embargo, la empresa Grant Thorton, encargada de realizar la auditoria, dice que no encontró ninguna inconsistencia grave ni indicios de prácticas corruptas, solo “deficiencias menores”.

En las pesquisas a los procesos de adquisición para responden a la emergencia, la auditoria encontró documentos carcomidos por comejen; incoherencias en algunos expedientes; manchas de corrector que impiden identificar información; equivocación referida a la moneda en que se hicieron pagos; desfase en los plazos de entrega de los contratos; y otros incumplimientos a la Ley de Contrataciones del sector público. Pese a todo, la empresa determinó que no había indicios de corrupción.

Hospital Militar cobró servicios no relacionados a la pandemia

Al revisar los gastos de respuesta a la emergencia, la empresa auditora encontró dos inconsistencias menores. La primera tiene que ver con el pago de 27.13 millones de córdobas (560,461 dólares) por servicios de atención médica, ejecutados por el Ejército de Nicaragua, que no corresponden con la covid-19. “Los detalles de atención médica adjuntos a los comprobantes de pagos muestran servicios por cirugías y ambulatorios, los cuales no corresponden con gastos covid-19“, detalla el informe.

Además, el documento no incluye qué tasa de cambio utilizaron para hacer la conversión. Pero al realizar la operación se determina que fue de 48.41 córdobas por dólar. Es decir, 12 córdobas por encima de la tasa oficial actual de 36.3121 córdobas por dólar.

El segundo hallazgo también está relacionado con el hospital Militar y tiene que ver con la presentación de gastos que no corresponden al periodo auditado. La recomendación emitida fue que la administración del Ejército de Nicaragua lleve el control de los servicios prestados por el hospital, para que “se pueda diferenciar aquellos que no corresponden con covid-19”.

A pesar de todos los señalamientos, la empresa auditora concluyó que no había anomalías graves ni corrupción. “Con base en los procedimientos aplicados y los resultados obtenidos, nada llamó nuestra atención que nos hiciera creer que, los procesos de adquisiciones relacionados con los Gastos de Respuesta a Emergencia de Covid-19 Nicaragua… no hayan sido realizados de acuerdo a las normas“, dice parte del informe. Este incluye compras realizadas entre el 1 de abril de 2020 y el 31 de mayo de 2021.

Ortega no informa a sus ciudadanos, pero cumple al FMI

De las 155 compras que se realizaron entre junio de 2020 y agosto de 2022, solo 53 están comprendidas en el periodo que incluye el primer informe de la auditoria realizada por la empresa Grant Thorton. La publicación de esta primera parte sobre el uso de los recursos destinados para enfrentar la pandemia, fue un compromiso que asumió el régimen con el FMI. “Se espera que un primer informe sobre la ejecución hasta mayo de 2021 se publique a fines de noviembre de 2022”, adelantó el FMI, el año pasado, tras la visita de una misión técnica. 

En el documento sobre la Consulta del Artículo IV 2022 emitido recientemente, el FMI celebra que el régimen haya cumplido: “El personal acoge con satisfacción el compromiso de las autoridades de publicar todos los informes de auditoría externa sobre el uso de todos los fondos covid-19. Un primer informe que abarca la ejecución hasta mayo de 2021 se ha publicado a finales de noviembre de 2022“, señala el documento. Anuncia que está previsto que el segundo informe se publique en mayo de 2023.

Destaca que desde octubre de 2020 se publican todos los contratos relacionados con las adquisiciones para enfrentar la pandemia de covid-19. “Las publicaciones contienen los montos de los contratos; la naturaleza específica de los bienes o servicios adquiridos y su precio por unidad (cuando corresponda); los nombres de las entidades adjudicadas y su (s) beneficiario (s) real(es); y los nombres de los funcionarios públicos que adjudican los contratos”, dice el informe del FMI.

FMI no incluyó todos los contratos

Efectivamente, tal como menciona el organismo, en un apartado especial del portal web Nicaragua Compra están publicados los 155 contratos relacionados con las compras por la pandemia. Del total, 130 corresponden a adquisiciones del Ministerio de Salud (Minsa), 9 del Ministerio de Educación (Mined) y 16 del Ministerio de Hacienda y Crédito Público (MHCP).

De los 16 contratos reportados por el MHCP solo 6 están relacionados con compras de termómetros, mascarillas, oxímetros, desinfectantes y servicios de desinfección de los puestos fronterizos. Los otros diez son convenios firmados con organismos internacionales para la prestación de servicios. Entre ellos, la Oficina Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (Unops); la organización Panamericana de la Salud (OPS) /OMS; el Programa Mundial de Alimentos (PMA); y una consultora internacional.

En total, estos diez contratos superan los 222 millones de dólares de los 274 que se han destinado a estas compras. Los convenios firmados entre el MHCP y estos organismos incluyen los recursos otorgados por el Bando Interamericano de Desarrollo (BID); el Fondo Monetario Internacional (FMI); el Banco Mundial (BM), y el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).

Unops maneja la mayoría de los recursos

Nicaragua ha firmado con Unops cinco convenios por 183.82 millones de dólares. Es decir, le ha entregado la mayoría de estos recursos. Mientras que las compras del Minsa suman 52.05 millones de dólares y 509.49 millones de córdobas. Las del Ministerio de Educación (Mined) solo 16.36 millones de córdobas.

El informe del FMI también detalla que los 155 contratos totalizan 595.20 millones de córdobas y 179.66 millones de dólares. Sin embargo, hay un contrato publicado dos veces y el más reciente, por 63 millones de dólares se firmó el 7 de diciembre de 2022. Este convenio se firmó con Unops y se reportó hace pocos días. Es decir, después que el FMI emitió su informe; incluso la copia del convenio todavía no está disponible, por lo que se desconoce el origen de los recursos. Estos 63 millones de dólares y el contrato duplicado provocan principalmente la diferencia con las cifras publicadas por el FMI.

De acuerdo a los reportes oficiales, aunque la dictadura Ortega Murillo ignoró la pandemia, aprovechó la crisis de salud pública para oxigenar sus finanzas. En total habría recibido unos 460 millones de dólares en préstamos. Según reportes oficiales, el BM le entregó 136 millones de dólares; el FMI 135 millones; el BCIE 100 millones, y el BID 43 millones de dólares. A estos se suman millonarias donaciones de países y organismos internacionales.