La polémica decisión del gobierno de Dinamarca de cancelar un día festivo para aumentar el presupuesto de Defensa del país

A partir de este año, no obstante, el gran día de oración estará relacionado con el trabajo cotidiano pues el Parlamento de Dinamarca decidió eliminarlo de la lista de días festivos en ese país.

La polémica decisión del gobierno de Dinamarca de cancelar un día festivo para aumentar el presupuesto de Defensa del país

Cuando fue instaurado hace más de 300 años, era un día que los daneses dedicaban a la oración, el ayuno y la penitencia. De allí su nombre: el gran día de oración.

Para facilitar su propósito, era costumbre que bares y tiendas cerraran pronto el día anterior con miras a garantizar que los feligreses estuvieran descansados y sobrios para acudir a la iglesia a rezar.

En tiempos recientes, sin embargo, esta festividad que se celebra el cuarto viernes después de Semana Santa ha estado más vinculada con la tradición de comer unos panecillos de trigo llamados hveder, que los panaderos preparaban el día anterior para que la gente comiera después de los servicios religiosos.

A partir de este año, no obstante, el gran día de oración estará relacionado con el trabajo cotidiano pues el Parlamento de Dinamarca decidió eliminarlo de la lista de días festivos en ese país.

Más dinero para Defensa

El cambio, que fue aprobado esta semana por los legisladores en una votación, tiene como objetivo dotar al gobierno de unos US$427 millones adicionales al año que serán usados para incrementar los gastos en Defensa.

Este cambio ha sido cuestionado por políticos opositores, sindicatos y figuras religiosas.

Mette Frederiksen.
Getty Images El gobierno de la primera ministra Mette Frederiksen ha dicho que los recursos hacen faltan para cumplir con los compromisos con la OTAN.

A inicios de febrero, de hecho, hubo una manifestación que reunió a unos 50.000 manifestantes a las afueras del Parlamento en Copenhague para protestar contra este cambio.

“Detengan el robo. El gobierno está ordenando a la gente trabajar un día más”, dijo este martes Karsten Honge, un legislador del Partido Popular Socialista, durante el debate en el Parlamento.

Pero la oposición no dispone de los votos suficientes en el Congreso para convocar un referendo sobre esta medida.

El gobierno danés afirma que requiere de esos recursos para elevar el presupuesto de Defensa hasta 2% del PIB, en línea con los compromisos adquiridos con la OTAN para el año 2030, en lugar de 2033 como estaba previsto.

Este objetivo resulta favorecido por la eliminación del día festivo porque así se mantendrá la actividad económica del país, lo que redundará en mayores ingresos fiscales.

Las autoridades danesas aseguran que este cambio fue impulsado por la invasión rusa a Ucrania.

Actualmente en Dinamarca hay hasta 11 días festivos al año.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.