Panamá pone a disposición la nacionalidad para los desterrados por la dictadura

Panamá hizo un llamado al régimen de Ortega a garantizar el derecho insoslayable de las personas a mantener una nacionalidad

Panamá pone a disposición la nacionalidad para los desterrados por la dictadura

El Gobierno de Panamá ha puesto a disposición este miércoles 1 de marzo la nacionalidad panameña a los más de 300 ciudadanos declarados “apátridas” por la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo, y expresó su “preocupación” por dicha medida, que es contraria a los convenios internacionales en materia de derechos humanos.

“Panamá confía en que las decisiones adoptadas por el Gobierno de Nicaragua en asuntos inherentes a ciudadanía, expatriación y nacionalidad, que han afectado las vidas de más de 300 nicaragüenses, puedan resolverse de manera sostenible con la anulación de dichas medidas, a favor de resguardar los derechos de este grupo de personas”, expresó la Cancillería panameña.

La República de Panamá expresa su posición sobre la situación en Nicaragua. https://t.co/G4SqKQn4dl pic.twitter.com/8FjOkg5pVL

— Cancillería de Panamá (@CancilleriaPma) March 1, 2023

En menos de una semana la dictadura orteguista despojó de la nacionalidad a 317 nicaragüenses. El 9 de febrero ordenaron el destierro y despojo de nacionalidad de 222 excarcelados políticos. Un día después despojaron de su nacionalidad a monseñor Rolando Álvarez, quien permanece en La Modelo condenado a 26 años y cuatro meses de prisión, después de haberse negado a ser “deportado”, sumando a la declaración de “apátridas” a otros 94 ciudadanos nicaragüenses el 15 del mismo mes.

“Siendo así, Panamá como país parte de las Convenciones contra la Apatridia, considerará todas las solicitudes que se hagan a nuestro país en el marco de estos instrumentos jurídicos”, aseguró el Gobierno de Panamá.

Panamá dijo que “el compromiso de la humanidad con la obligación de superar la condición de apatridia nos convoca a todos” e hizo un “llamado al Gobierno nicaragüense a garantizar el derecho insoslayable de las personas a mantener una nacionalidad, como derecho consagrado en la legislación de todos nuestros países”. 

Hasta el momento, Chile, Argentina, México y Colombia habían sido los únicos países de la región dispuestos a brindarle la ciudadanía a los nicaragüenses que han sido declarados apátridas y despojados de su nacionalidad por parte de la dictadura. El primero en ofrecer acoger a los ciudadanos apátridas fue España. Ecuador también ofreció la nacionalidad al escritor nicaragüense Sergio Ramírez, incluido en la lista de 94 ciudadanos despojados de su nacionalidad y sus bienes, a quienes la dictadura declaró “traidores a la patria”.