negocio online

Régimen de Ortega anuncia nueva inversión de origen estadounidense, mientras el capital chino sigue sin llegar

El régimen de Ortega insiste en que Nicaragua cuenta con un “ambiente idóneo para el desarrollo de estas inversiones”, pese al cierre de 19 organizaciones empresariales

Régimen de Ortega anuncia nueva inversión de origen estadounidense, mientras el capital chino sigue sin llegar

En medio de fuerte contracción en el empleo en el régimen de zona franca y de ataque al Gobierno de Estados Unidos y el sector privado, el régimen de Daniel Ortega anunció este viernes una nueva inversión en maquila, la cual está ubicada en Mateare y cuyo monto de inversión no menciona.

El Gobierno tampoco dice quién es el dueño en Estados Unidos de dicha inversión, solo indica que la planta se llamará zona franca Kaitai, la cual estará operativa hasta el próximo año y donde espera contratar en una fase inicial a 2,000 personas.

“Esta será la primera empresa en América que manufacturará la cadena industrial completa de productos textiles de poliéster para el hogar, como edredones y cubrecamas de marcas reconocidas mundialmente. Este proyecto se encuentra actualmente en su fase de construcción la cual finalizará en diciembre de 2023, con un área de 90,000 metros cuadrados”, informó el régimen en un comunicado.

Se espera que la planta una vez que esté completamente operativa contrate a 2,500 adicionales. No obstante, solo en la etapa de construcción se están contratando alrededor de mil puestos entre ingenieros, técnicos y obreros de la construcción. Al gerente de operaciones lo identifican como Domingo Hsiao.

Pese al ataque que el régimen de Ortega mantiene contra la empresa privada organizada, la Comisión Nacional de Zonas Francas dice que esta inversión es por el clima idóneo que Nicaragua tiene para los capitales extranjeros.

“Gracias a la gestión y facilitación de nuestro Gobierno que dirige el presidente de la República, comandante Daniel Ortega, y la vicepresidenta, compañera Rosario Murillo, contamos con el ambiente idóneo para el desarrollo de estas inversiones”, dice el comunicado de la Comisión.

El pasado lunes, el régimen de Ortega sacudió al sector privado al cerrarle 19 organizaciones donde estaban agremiadas empresas de diversos sectores de la economía.

Entre las afectadas en esta arremetida orteguista figura la Asociación Nicaragüense de la Industria Textil y de Confección (Anitec), que fue creada en el 2005 mediante el decreto 3984, según se lee en la resolución de decapitación de las organizaciones empresariales.

Anitec aglutina, precisamente, a las maquilas que son las que generan la mayor cantidad de empleos bajo el régimen de zona franca y además jugaba un papel clave de representación en las negociaciones multianuales del salario mínimo que se venían realizando años atrás.

El último acuerdo se consiguió en octubre del año pasado, cuando la organización empresarial firmó con sindicatos y el Gobierno un acuerdo quinquenal, que además de contemplar beneficios para los más de cien mil trabajadores, se pactó para los próximos cinco años, a partir del 2023, ajustar el salario mínimo entre 8 y 6.7 por ciento al final del periodo.

El Gobierno de Estados Unidos ha advertido al capital estadounidense que tenga cuidado al invertir en Nicaragua, debido a los elevados riesgos de afectaciones que existen por falta de institucionalidad y leyes arbitrarias.

En septiembre del año pasado, el gobierno de Joe Biden en su informe denominado “Declaraciones de Clima de Inversión 2022”, señaló a los empresarios que Daniel Ortega y Rosario Murillo han implantado en Nicaragua un “clima de inversión impredecible, plagado de riesgos” y “regulaciones arbitrarias”.

“Los inversionistas deben ser extremadamente cautelosos al invertir en Nicaragua bajo el gobierno autoritario del presidente Daniel Ortega…Continúa suspendiendo los derechos civiles… creando un clima de inversión impredecible, plagado de riesgos para la reputación y regulación arbitraria”, informó el Departamento de Estado.

“En general, existen leyes y prácticas locales que perjudican a los inversores extranjeros, pero pocas se dirigen a inversores extranjeros en particular. Los inversores deben saber que las conexiones locales con el Gobierno son vitales para el éxito. Los inversores han expresado su preocupación por el hecho de que las autoridades reguladoras actúen de forma arbitraria y, a menudo, favorezcan a un competidor sobre otro”, advierte.

En ese contexto, el Departamento de Estado dijo que tras la explosión social y política de abril del 2018, el régimen de Ortega se ha visto forzado a buscar inversionistas de países aliados como China o Rusía.

No obstante, hasta la fecha el régimen no ha informado de inversiones de envergadura de China, solamente reuniones y promesas escritas en papel.

El pasado 8 de marzo, el hijo del dictador, Laureano Ortega Murillo, recibió la visita de una delegación del Centro de Cooperación Económico de China (CECC) del Partido Comunista, donde al igual que el resto de encuentros, solo surgieron promesas.

“Ayer (el martes) llegamos a su hermoso país, Nicaragua y sentimos la hospitalidad y cariño del pueblo nicaragüense. Desde el nacimiento de las relaciones diplomáticas entre China y Nicaragua de más de 1 año y bajo la orientación del presidente Xi Jinping al presidente Ortega, ambos países han desarrollado fructíferos avances en muchos ámbitos y ahora disfrutamos una relación muy fructífera, exitosas en los ámbitos políticos, económicos, sociales y culturales, es decir la relación chino-nicaragüense ha realizado el adelantamiento en la curva, pese a su tardío arranque, situado en las primeras filas de las relaciones entre China y América Latina”, dijo Yang Song, vicepresidente del CECC.

“El desarrollo de China no solo beneficia al pueblo chino, también traerá oportunidades de desarrollo para pueblos del mundo, incluido el pueblo nicaragüense”, dijo, pero sin ofrecer nada en concreto para Nicaragua.

relaciones clientes