negocio online

Félix Maradiaga se une a la junta directiva de Freedom House para abogar por la democracia mundial y la defensa de los DD. HH.

Tendrá nueve tareas específicas bajo su responsabilidad en esta organización que promueve la democracia en todo el mundo.

Félix Maradiaga se une a la junta directiva de Freedom House para abogar por la democracia mundial y la defensa de los DD. HH.

La organización internacional Freedom House anunció la incorporación de cuatro nuevos miembros a su junta directiva, entre ellos el opositor nicaragüense y ex preso político desterrado, Félix Maradiaga, considerado un líder destacado en la lucha por la democracia y los derechos humanos.

“Freedom House se complace en anunciar la incorporación de destacados líderes a su junta directiva. Deborah A. Cowan, Conrad Kiechel, Félix Maradiaga y Bill Reichblum se unen a esta noble causa en un momento crucial para las libertades democráticas y personales en todo el mundo”, expresa la nota de prensa de Freedom House sobre “Nuevos miembros de la junta directiva”.

Lea además: Félix Maradiaga recibe Premio al Valor en la Cumbre de Ginebra

Estos cuatro nuevos miembros se unen a otros 32 líderes “altamente respetados de diversos sectores, quienes asesoran en la dirección general de Freedom House, apoyan su misión y necesidades, y promueven la organización en su conjunto”.

“Félix Maradiaga, uno de los nuevos miembros, se suma a personalidades destacadas en la junta, como Jane Harman, Michael Chertoff, Francis Fukuyama y Goli Ameri. Durante la ceremonia de recibimiento, Maradiaga expresó su privilegio al unirse a este grupo distinguido y su compromiso con la defensa de la democracia frente a las autocracias globales, así como su intención de continuar siendo una voz activa en los desafíos que enfrenta la democracia en América Latina y, específicamente, en Nicaragua”.

Como directivo de Freedom House, la responsabilidad de Félix Maradiaga abarcará nueve tareas que tienen un alcance global, entre ellas participar en la supervisión de las operaciones de Freedom House en más de 110 países; evaluar y dar forma al informe más completo sobre el estado de la democracia a nivel mundial; apoyar y asistir a activistas en primera línea, defensores de los derechos humanos, prisioneros políticos, periodistas; fortalecer las asociaciones y colaboraciones de Freedom House con tomadores de decisiones clave en Estados Unidos y Europa, entre otros.

Pro bono

Además de estas responsabilidades específicas, como directivo, Maradiaga también será responsable de las tareas tradicionales de un directivo, como la supervisión estratégica, la planificación estratégica, la recaudación de fondos y garantizar que la organización opere de acuerdo con su misión y valores.

“Su papel será fundamental para avanzar en la misión de Freedom House de defender y promover la democracia y los derechos humanos a nivel global. Ejercerá como todos los directivos esta labor en carácter pro bono”, detalla el comunicado de Freedom House, lo que significa que su labor es “por el bien público”, y que dará servicios legales gratuitos y voluntarios a personas de pocos recursos económicos.

Lea además: Félix Maradiaga en cruzada internacional por la libertad de los presos políticos del mundo

Freedom House es la organización estadounidense más antigua dedicada a promover la democracia en todo el mundo. Fue fundada oficialmente en Nueva York en 1941 y contó entre sus primeros líderes con la primera dama Eleanor Roosevelt.

Fue preso político de la dictadura Ortega Murillo

Maradiaga estuvo preso 611 días, en confinamiento solitario, en las celdas de la Dirección de Auxilio Judicial, mejor conocida como “el nuevo Chipote”, que funciona como una cárcel de máxima seguridad en Managua. Fue encerrado en junio de 2021 por sus aspiraciones presidenciales, de cara a las votaciones nacionales de ese año, que resultaron en otro fraude electoral que le aseguró cinco años más en el poder al dictador Daniel Ortega y su esposa y cogobernante, Rosario Murillo.

Además de ser uno de los opositores más destacados en Nicaragua, reconocido por ser una de las principales voces críticas contra la dictadura, Maradiaga es politólogo, realizó estudios en la Escuela de Gobierno Kennedy de la Universidad de Harvard; es defensor de derechos humanos y promotor de un sistema democrático.

En mayo pasado, Maradiaga recibió el Premio al Valor que otorga cada año la Cumbre de Ginebra, haciendo una propuesta de unir esfuerzos para promover un nuevo convenio internacional contra la prisión política, considerando que “la utilización de la encarcelación como herramienta de represión se ha convertido en una angustiante epidemia global”.

También forma parte de una cruzada por la libertad de los presos políticos del mundo, que intenta hacer conciencia internacional no solo del sufrimiento de estos, sino también de las afectaciones para sus familias. Como parte de este esfuerzo, Maradiaga escribió un artículo en conjunto con Jianli Yang —académico chino y ex preso político perseguido por el Partido Comunista de China—, titulado: Por qué debemos apoyar a los presos políticos, publicado por EU Political Report.

relaciones clientes